Osmany Collado

Osmany Collado Martínez (Pinar del Río, 30 de septiembre de1966) ha logrado expandir la savia musical de la familia. Su tío, Álvaro Collado, toca el trombón en los Van Van desde hace más de 30 años; y su padre, Marcelino, es pianista. Desde pequeño, el progenitor lo invitaba a interpretar algunos acordes durante sus presentaciones.

A finales de los años 70, Osmany estudió guitarra en la Escuela Vocacional de Arte de su ciudad natal. Entonces, cambió para percusión y luego se decidió por el saxofón. Tras cumplir los cuatro años de nivel medio en la Escuela Nacional de Arte (ENA), ganó el primer premio del Concurso Amadeo Roldán.

Una vez graduado de la ENA, en 1985, regresó a su provincia para impartir clases en la Escuela de Arte local. Paralelo al trabajo educacional fue pianista en el grupo Son Irme, con el cual vivió sus primeras experiencias internacionales.

También integró la agrupación Mezcla, de Pablo Menéndez, y colaboró alrededor de cuatro años con la ya fallecida Martha Jean-Claude. Junto a la cantante haitiana radicada en Cuba grabó dos discos.

Más tarde, en 1991, formó parte del grupo Yumurí y sus Hermanos, proyecto con el cual también grabó dos discos, Cocodrilo de agua salá y Provocación, que incluyen temas de su autoría. Estuvo entre los fundadores de La Barriada, banda dirigida por Juan Kemel.

Asumió la dirección musical de Química Perfecta, hasta que, en 1998, David Calzado le propuso sumarse a la Charanga Habanera, donde tocó el saxofón, la flauta y los teclados. Ayudó al director de la popular orquesta con los arreglos y el montaje de algunos temas. En el repertorio de la banda se incluyen canciones de Collado que no pueden faltar en los conciertos como “Juana Magdalena”, “Apiádate de mí”, “No te creas” y “Solo mía”.

Ha participado como instrumentista, compositor y arreglista en diferentes producciones discográficas, entre ellas las de Teresita Fernández, Gardi, Caribe Girls y muchas otras. Fue el productor musical del CD La recompensa, de Calixto Oviedo, uno de los más destacados percusionistas cubanos. Colaboró en el CD Haila diferente, donde la cantante interpretó dos temas de Collado.

Según confesó el artista a Suenacubano, piensa las obras “en balada, con melodías bonitas, románticas”. Prefiere escribir sobre el amor y que “las letras entren suavemente por los oídos de quienes las escuchan”.

Con Opening, su primer álbum independiente, debuta en solitario, pero acompañado de importantes artistas cubanos, como Waldo Mendoza, Haila María Mompié, Leoni Torres, Arlenys Rodríguez, Laritza Bacallao, Luna Manzanares, Pedrito Calvo, Randy Malcom, Yulien Oviedo; además de los instrumentistas Alexander Abreu (trompeta), Amaurys, Miguel Núñez (piano), Randor Chacón (bajo), Helder Rojas (piano), Queiser (batería Havana Dʹ Primera), Orlando (tumbador Charanga Habanera), Yunior (metales), Jesús Madera (coro).

En esta producción, que sale bajo la firma de EGREM, Collado asume la producción musical y general del disco, que incluye once temas escritos y arreglados por él. Estos transitan por géneros como balada pop y romántica, merengue electrónico, house, guaracha, salsa.

A juicio de su protagonista, “Opening está encaminado a consolidar mi carrera, pues hasta ahora había colaborado con otros artistas. Su nombre significa una apertura a mi trabajo, siento que abro una puerta a mi independencia como músico y productor. La canción que interpreta Randy Malcom está muy relacionada con lo que representa el disco, un fragmento dice: “Hoy amanecí contento, abriendo una nueva puerta, respirando aire puro y por eso estoy de fiesta”.

La calidad de este álbum fue reconocida con dos nominaciones al Premio Cubadisco 2014 en las categorías Compositor y Música Latina.

Desde febrero de 2014, el saxofonista desarrolla varios proyectos en México. Allí ha unido su talento al de importantes figuras del patio como el pianista de jazz Mario Esquivel.

Último disco