Boleros cubanos al estilo de Salvador Sobral

Ana M. Torres | 28/JUL/2020

El músico y cantante portugués incluye en su nuevos disco dos versiones de antológicos temas de los compositores cubanos César Portillo de La Luz y Frank Domínguez.

Tú mi delirio es el título del disco recién estrenado por el portugués Salvador Sobral, quien apuesta en esta producción por fusionar música cubana y jazz. Este material discográfico no solo incluye dos de los más antológicos del boleros de los compositores cubanos César Portillo de la Luz y Frank Domínguez, sino que fusiona el género de esas composiciones con elementos del jazz y hasta del rap.

Además de la canción que da título al álbum, Sobral escogió del más auténtico repertorio de la cancionística cubana “Tú me acostumbraste”, creación del mencionado Frank Domínguez. Estos singles, al estilo del artista portugués, fueron presentados con gran éxito en las plataformas digitales. Para lograr versiones tan particulares, el músico recibió el apoyo del pianista cubano Víctor Zamora. Junto a este, al contrabajista Nelson Cascais y el baterista André Sousa Machado, Sobral conformó el grupo Alma Nuestra, cuyo debut discográfico llega precisamente con Tú mi delirio.

Tras comenzar la venta digital del material, el pasado 26 de junio, esta formación musical ha presentado en vivo su propuesta en Sevilla y San Sebastián, el 21 y el 24 de julio, respectivamente. En breve, el día 30, actuará en Barcelona, según anuncia el sitio web El Norte de Castilla.

A ese mismo medio Sobral confesó: “Los boleros me parecen una conjugación perfecta entre la música americana y cubana. Tienen mucha influencia del jazz, ya que los americanos iban a menudo a Cuba, era como su Disneyland. Es una música con mucha profundidad, desgarradora, de alma desnuda y mucho más visceral que las letras de los estándares de jazz. Además, encontré al pianista Víctor Zamora, que era el cómplice perfecto en todo esto, porque es cubano pero toca jazz”.

El filing y la seductora estructura formal y estética que presentan las obras de César Portillo de la Luz y Frank Domínguez siguen ganando adeptos entre los músicos del mundo, quienes internacionaliza aún más el bolero que, sin importar cuánto se versione, siempre suena cubano.

Más leídas