Tesoros de la música infantil cubana (4ta parte)

Redacción Suenacubano | 14/OCT/2020

La labor musical y educativa de María Álvarez Ríos se perpetúa hoy en la formación artística de la niñez cubana.

La musicóloga, pianista y compositora María Álvarez Ríos (1919-2010) legó para la infancia cubana de todos los tiempos disímiles obras. Una de las más populares composiciones de la querida y respetada maestra es “Abuela, qué pasaría”, interpretada con gran éxito en la década del 80 del pasado siglo por la cantautora Lourdes Torres y su nieta, Jessie Riffat, en el programa Arcoíris musical. Además, esa pieza que integra un disco de cantos infantiles del mundo auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En su fecunda labor enfocada en la enseñanza artística en Cuba, María Álvarez Ríos acumuló más de una veintena de creaciones destinadas a estimular el aprendizaje en la primera infancia en Cuba. Por ejemplo, cantos de su autoría como “Topitón”, “Vamos hacer la ronda”, “El nené, ¿dónde está?”, “¿Dónde lo escondí?”, “Tira la pelota”, “Tic, tac” y “¡Qué alegres los jardineros!” son empleados en las actividades del programa Educa a tu hijo de la Educación Preescolar. Asimismo, las canciones “Me levanto tempranito” y “Cuando yo me siento enfermo” han formado parte de la selección del programa de la asignatura de Educación Musical para niños de primer grado.

Como parte del amplio catálogo de canciones infantiles de María Álvarez Ríos se encuentran los títulos: “A la playa a buscar”, “Ay, Teresa, me duele la cabeza”, “Bájese, Don Pascual”, “Cinco piojos ambiciosos”, “De Do a La”, “Dos dientecitos blancos”, “Era un niño”, “La leche que da la vaca”, “La rosa y el ruiseñor”, “Los nombres”, “Mi catey”, “Mi muñeca”, “Mi pollito pío”, “Para aprender los colores”, “Queridos muchachitos, yo soy el colibrí”, “Ratoncito, ratoncito”, “Re fa la”, “Yenyeré gumá”, “Yo pico un pan”, así como guajiras y puntos para niños, etc.

También han sido divulgadas entre el cancionero patriótico estudiantil las composiciones musicales “Cuba, mi Cuba”, “Por eso no tiene tumba el héroe de Yaguajay”, “Yo quisiera ser como él (Himno dedicado al Che)”, “Qué linda bandera cubana” y “Se llamó José Martí”.

La cúspide de sus dos vocaciones: la de creadora y la de maestra, María Álvarez Ríos la vivenció en su quehacer con el grupo Los Meñiques desde la década del 70 hasta 1992. Según confesó la creadora a la revista Palabra Nueva, los niños que ella formó en ese colectivo artístico se convirtieron en profesores de música, y otros en amantes del arte musical. Lo cierto es que la obra de tan sensible artista perdura en las generaciones de cubanos que hoy enseñan a cantar a sus hijos y nietos canciones como estas:

 

VAMOS HACER LA RONDA

Vamos hacer la ronda,

dense las manos ya.

Dense las manos todos

Vamos a saltar.

A saltar,

a saltar,

vamos a saltar.

 

TIC, TAC

Tic, tac, tic, tac,

Yo no sé qué hora será.

Tic, tac, tic, tac,

El reloj me lo dirá.

Yo no sé qué hora es,

Si la una, si las tres.

Tic, tac, tic, tac,

Yo no sé qué hora será.

Tic, tac, tic, tac,

El reloj me lo dirá.

 

¡QUÉ ALEGRES LOS JARDINEROS!

¡Qué alegre los jardineros

que cuidan de su jardín!

Cultivan la rosa roja,

La azucena y el jazmín.

La adelfa, la mariposa,

Gladiolo, nardo y clavel.

¡Qué hermoso el jardín florido!

¡Qué perfume siempre en él!

 

ABUELA, ¿QUÉ PASARÍA?

Abuela, ¿qué pasaría

si me cae una estrella en la cabeza?

No temas, no temas niña mía,

las estrellas no hacen cosas como esas.

Están para adornar el cielo

Están para adornar el cielo


Abuela, ¿qué pasaría

si me encuentro en el bosque con el lobo?

No temas, no temas niña mía,

al momento lo vencen entre todos.

Y él no moverá ni un dedo.

Y él no moverá ni un dedo.

 

Abuela, ¿qué pasaría

si me encuentro un tesoro de repente?

¡Qué bueno, qué bueno niña mía!

Lo repartes entre toda la gente.

Y todos quedarán contentos.

Y todos quedarán contentos.


Abuela, ¿qué pasaría

si los hombres ya no tuvieran guerra?

¡Qué bueno, qué bueno niña mía!

Será el día más bello de la tierra.

El cielo brillará sereno.

El cielo brillará sereno.

 

Bibliografía:

Mugía Santí, Zita y Rogelio Fabio Hurtado (1998). María Alvarez Ríos. Raspando los 80. Palabra Nueva, No. 67, pp. 36-39.

Museo Nacional de la Música (2014). Partituras manuscritas. Índice de títulos.

Sotuyo Ventura, Noemis (2011). Estrategia de capacitación dirigida a las promotoras del programa Educa a tu hijo para contribuir a la utilización de la canción infantil en los niños de 2 a 4 años, del municipio Mantua. Tesis en opción al título académico de Máster en Educación. Universidad De Ciencias Pedagógicas “Rafael María de Mendive”.

Más leídas