Tesoros de la música infantil cubana (5ta parte)

Redacción Suenacubano | 20/OCT/2020

Las composiciones de la argentina María Elena Walsh, especialmente las dedicadas a la niñez, forman parte de la memoria musical de la Isla.

Hermosa y divertida como sus canciones los cubanos recuerdan a María Elena Walsh (1930-2011). Esta prestigiosa poetisa, escritora, dramaturga y cantautora argentina ha dejado para todos los tiempos una obra artística por la cual mereció el calificativo de “mito viviente, prócer cultural y blasón de casi todas las infancias”.

En Cuba las composiciones infantiles de María Elena Walsh fueron muy difundidas, sobre todo en el espacio televisivo Arcoíris musical, a lo largo de la década del 80 del pasado siglo. Entre las canciones más populares de la autoría de la argentina y que en ese programa se dieron a conocer con videos musicales estuvieron “El adivinador”, “El reino del revés”, “La canción de la vacuna” (conocida como “El brujito de Gulubú”) y “Perro Salchicha”. Mientras, en el repertorio de las madres en el hogar era famosa “La pájara Pinta”.

Dentro del panorama de la música infantil en Latinoamérica, Walsh sobresale en su época junto a grandes maestros como el mexicano Francisco Gabilondo Soler y la cubana Teresita Fernández. La película de dibujos animados Manuelita (1999), dirigida por Manuel García Ferré para el público infantil, se inspira en el famoso personaje de la artista argentina e incluye algunas de sus canciones.

Para reverenciar el legado de la artista argentina, la cantautora cubana Liuba María Hevia grabó el álbum Liuba canta a María Elena Walsh, que ganó en 2017 el Premio Cubadisco en el apartado de Música para niños. Este fonograma reúne piezas tan memorables como “En el país de Nomeacuerdo”, “Canción del estornudo”, “Canción del pescador”, “La vaca estudiosa”, “La familia polillal”, “Manuelita la tortuga”, “Don Enrique del Meñique”, “Chacarera de los gatos”, “Baguala de Juan Poquito” y “Canción del jacarandá”.

Más leídas