foto: Tomada de web Oficial de Celia Cruz

Biografía evocará los inicios de Celia Cruz en Cuba

Redacción Suenacubano | 21/JUL/2021

La investigadora Rosa Marquetti resalta en su nuevo libro la trayectoria de la famosa cantante entre 1925 y 1962.

Celia en Cuba: 1925-1962, biografía escrita por la investigadora Rosa Marquetti, busca llenar “los grandes vacíos” históricos referentes a la relación entre la Reina de la Salsa y su país natal.

De acuerdo con declaraciones de Marquetti publicadas por el sitio web efeminista.com, el libro presenta una cronología del período en el cual comienza a ser reconocida la cantante dentro y fuera de la Isla, aun como estudiante de Magisterio, “una de las pocas carreras a las que un negro pobre podía estudiar en Cuba”, según la biógrafa.

Además, la filóloga cubana radicada en España considera que los años tratados en su texto son “los más importantes, porque fue donde se hizo” Celia Cruz.

Motivaciones de una afrodescendiente

“Siento una empatía extraordinaria por ella como cantante y como mujer. Si te pones a mirar lo que logró, de dónde salió y dónde llegó no puedes hacer otra cosa que admirarla”, enfatizó Marquetti, quien también indicó: “Me molestaba que todos los que habían escrito sobre Celia Cruz eran hombres y no cubanos, así que esta mirada es diferente”.

En su volumen la escritora resalta los roles de la madre y la tía de Celia Cruz en su carrera, lo cual representa “la lucha de las familias negras afrodescendientes en Cuba desde la pobreza por que sus hijos validaran su talento y encontraran un camino de reconocimiento social”, sentenció Marquetti. 

A su juicio, la intérprete y compositora “fue el punto más alto de una trayectoria de mujeres afrocubanas que empezó a principios del siglo XX con María Teresa Vera, Rita Montaner o Paulina Álvarez, su gran referente. Pero ella (Celia Cruz) fue la que logró internacionalizar eso”.

Fuentes de la historia

Para conformar su relato Marquetti accedió a la “rica y variada prensa” cubana de la época que refleja el libro. Además, contó con los testimonios de personas vinculadas a Celia Cruz, como su modista Irma Peñalver y el coreógrafo Santiago Alfonso.

Por otra parte, revisó los pasaportes, cartas, entre otros documentos facilitados por la organización Celia Cruz Legacy Project. Asimismo, la investigadora consultó la fonoteca de Gladys Palmera en Madrid, donde están casi todos los discos que grabó Celia Cruz.

“Todos los que la conocieron coinciden en su carácter. Hablan de su sencillez, de su determinación y disciplina. Tenía muy claros sus objetivos”, subrayó Marquetti sobre la protagonista del libro que promete ser una fuente de nuevos conocimientos sobre la vida de una figura inolvidable.