foto: Hangman Photo Studio

A partir del álbum Rosa Negra, mi proyecto ha sido imparable

Dana Caballero | 3/SEP/2020

Muchas colaboraciones han surgido para El Duende Raulin desde el estreno de su álbum debut en solitario.

Él se define como “un músico de la calle, autodidacta”. Cuenta que creció escuchando al grupo de rock Maná y a Los Van Van, la emblemática orquesta de la música popular cubana desde la segunda mitad del siglo XX. “Hasta que un día conseguí mi primera batería y, después de eso, no hubo remedio”. Así quedó sellada su relación apasionada con ese instrumento, que lo ha llevado por los caminos de la música en Cuba y fuera de sus fronteras.

En exclusiva para Suenacubano, hoy nos acercamos a la formación y la trayectoria artística de El Duende Raulin: “Mis inicios fueron en La Habana, como baterista evaluado. Tuve el placer de crecer como músico compartiendo escenarios con grandes artistas cubanos y extranjeros, como los integrantes de Los Van Van, de Calle 13, con David Blanco, entre otros. Formé parte de varios grupos, entre ellos, Vedado, Doble Filo y Magnum, hasta llegar a la banda de Osamu, con la cual arribé a Estados Unidos en el año 2013”.

¿Qué te aportó formar parte de la banda de Osamu Menéndez?

-Con la banda de Osamu maduré como artista. Viví el sueño de trabajar en lo que siempre había querido: la música. De esa experiencia salieron amigos con los que todavía hoy comparto, como es el caso de los muchachos de Qva Libre: Carlitos, El Pollo y Raulito “Billy Talento”.

¿Cuáles han sido tus experiencias profesionales fuera de Cuba?

-Siempre me he mantenido conectado de alguna manera a la música. Incluso cuando empezaba una vida nueva, por algún motivo daba un giro y volvía a estar sentado ante una batería. Entre las experiencias profesionales fuera de Cuba cabe mencionar el festival Musikfest, que tuvo lugar en Pensilvania en el 2017, donde compartí escenario con Razteria, cantante independiente de San Francisco.

¿Con cuáles proyectos te has vinculado en el extranjero?

-El primer proyecto independiente al que me vinculé data de 2016, en New Jersey (USA), como vocalista de la banda Mr. O, junto a los músicos Ricky Castillo y Maida Cuellar. En el 2018 un nuevo proyecto me trajo a Miami, junto a mi primo Michel Peraza y Estuardo Salazar. Presentamos una banda llamada Allapattah Sound Machine (ASM). En ella me consolidé como vocalista y arreglista. Este año 2020 el aislamiento por el cononavirus y las ganas de crear me llevaron a comenzar un proyecto en solitario que llamamos El Duende Raulin.

¿Por qué decidiste emprender tu trabajo en solitario?

-Tenía un banco de temas propios engavetados y muchas ganas de compartirlos. A principios de este año y durante la cuarentena comenzamos a grabar las canciones que se encuentran hoy en el álbum Rosa Negra. Después hicimos dos videoclips y el proyecto ha sido imparable, la música sale sola.

¿En cuál producción discográfica trabajas en la actualidad?

-Hace unos meses salió el álbum Rosa Negra, con siete canciones, a partir de ahí muchas colaboraciones han nacido para El Duende Raulin. Nuestro proyecto de un segundo disco para el próximo año sigue en pie, así que espérenlo, y por supuesto que llegaremos a Suenacubano para contarles.

¿Qué significa para ti grabar tu tema “Rosa Negra” con Qva Libre?

-Compartir un tema con Qva Libre es un sueño hecho realidad. Soy un admirador de su trabajo y la canción “Rosa Negra” no podía estar mejor representada. El tema vendrá acompañado de un videoclip que estaremos estrenando muy pronto. Con ellos todo ha sido muy divertido, hemos trabajado mucho y disfrutado el doble. Carlitos y su banda son artistas geniales y seguiremos haciendo música juntos después de “Rosa Negra”. Les va a encantar.

¿Estás planeando o realizando en la actualidad otros proyectos de colaboración?

-Próximamente estaremos estrenando temas preciosos con Tony Cazorla y Dianela de la Portilla, también con Néstor Jiménez, Sergio Lugo, Los Miseria (de Guatemala), el cantante español Glezze, entre otros artistas que mencionaremos más adelante y, por supuesto, con nuestros amigos de Qva Libre.

Más leídas