foto: Tomada de su Facebook oficial

Flores de Tequila viene con la picardía caribeña de Mauricio Figueral

Norelys Sánchez Riera | 22/ABR/2015

Este artista proveniente de Cuba se encuentra por Venezuela promocionando su segundo disco Flores de Tequila

Al hablar del joven Mauricio Figueiral podemos expresar lo terapéutico de su música, capaz de aligerarnos la carga con su voz. Su canto alimenta el espíritu de quien lo escuche, sus letras plasman lo cotidiano, lo humano, lo sensible y lo amoroso de la vida.

Este artista proveniente de Cuba se encuentra por Venezuela promocionando su segundo disco “Flores de Tequila”, el cual contiene 12 canciones de su autoría. “Tengo una influencia indisimulable de la canción trovadoresca cubana y de esa picardía caribeña que nos hace seres contagiosos, rítmicos, escandalosos y sublimes a la vez”.

Este cantante de la Habana nació la madrugada del 16 de julio de 1984. Hasta hoy es el único hijo de Kiko y Chavela, dos cubanos encantadores, complejos y luchadores que miden el estado del tiempo según el estado de ánimo de su hijo Mauricio, así lo destaca este virtuoso de la música.

¿Mauricio cómo nació tu inclinación por la música?

Los 3 años de liceo los pasé internado en una escuela llamada Vocacional Lenin. Los alumnos llegábamos el lunes en la mañana y no volvíamos a casa hasta el viernes o el sábado. Eso significaba que la vida cotidiana se hacía en la escuela y el movimiento cultural gozaba de una salud inmejorable. Allí me acerqué de manera intuitiva y autodidacta a la guitarra. Con los primeros acordes aprendidos llegó mi primera canción; y con ella la primera novia… Entonces comprendí que era una especie de víctima feliz de una cadena que comenzaba con las canciones que yo mismo era capaz de hacer, las cuales me ofrecían, además de plenitud para el alma, un estatus emocional muy interesante en relación con mis compañeros, con las muchachas y con el entorno en el que me desenvolvía. A esas mismas canciones les debo esta vida majestuosa y accidentada que llevo, la cual me ha traído de la mano hasta las bellas costas venezolanas.

Recientemente llegaste a Venezuela con tu propuesta musical titulada Flores de Tequila, ¿qué lo diferencia de tu primer disco “Mauricio Figueiral y todo lo contrario”?

Se diferencia de mi primer disco en que intentamos una sonoridad menos invasiva, más mesurada… Quisimos lograr un disco íntimo, de luz blanca y lenguaje coloquial que sirva para acompañar una cena en familia, un viaje en soledad por la carretera o sencillamente para envolver y obsequiar a esa persona que queremos susurrarle al oído lo que el alma todavía no se atreve a decir.

¿Qué trae de novedoso?

No creo que tenga el talento suficiente para aportar grandes descubrimientos a la música o a la humanidad, por tanto, si estas Flores de Tequila ayudan a aligerar un poco el peso de la cotidianidad de quien escucha, me doy por satisfecho y por afortunado.

¿Si tuvieras que definir en una frase este disco qué nos dirías?

Hermoso.

¿Por qué titular el disco Flores de Tequila?

Los cantautores en general tienen muy mala fama de mujeriegos, marineros por cuenta propia, encantadores de serpientes… Es más el mito que la realidad, pero lo cierto es, que al menos el personaje que venden tiene atractivo a los ojos de los demás, porque los consideran bandidos sentimentales que encarnan el antihéroe que no sirve pa’ casarse, pero sí pa’ parrandear. Entonces, las Flores vendrían representado la parte sentimental y el Tequila la parte bohemia tanto de esas canciones como de quien las canta.

¿En qué te inspiras?

Al salir del liceo pasé un año en el ejército cumpliendo con el Servicio Militar que es deber de los jóvenes en mi país. Luego estudié en el Instituto Superior de Arte y me gradué en el 2008 como Licenciado en Comunicación Audiovisual en la especialidad de Dirección de Cine y Televisión. Desde los 15 años me he dedicado a hacer canciones; pero nada de esto que te cuento me hace músico o cineasta… Mi verdadera profesión es la de vivir. Por tanto podría decirse que soy una especie de vividor que se inspira en lo que va aconteciendo. Primero vivo, luego canto, luego existo.

¿Cómo fue la experiencia de la producción del video musical "Flores de Tequila"?

Haber estudiado cine me da alas para intentar convertir versos en imágenes. La producción de este tema que da nombre al disco tuvo como único aliado el presupuesto de la imaginación, que por suerte es inagotable. En sentido general trato de acercarme a ideas que comuniquen más por su elocuencia que por los amplios recursos empleados o el efectismo audiovisual. Considero imprescindible además compartir los equipos de trabajo con amigos íntimos que sientan mis sueños como suyos y viceversa. Por tanto, cada video es una fiesta, cada video es un sacrificio y cada video es una prueba tangible de que la industria millonaria del entretenimiento y la bobería no es infranqueable cuando hay ganas de trabajar y de imponerse.

¿Cómo te sientes a nivel musical, ya que esta nueva propuesta, es una oportunidad de demostrar el crecimiento que has tenido como artista?

Músico-músico no soy. Cantante tampoco. Haciéndole honor a la verdad te puedo decir que soy un comunicador que hizo de sus canciones un idioma y con él un modo de vida. El resultado de este disco “Flores de Tequila” es absolutamente colectivo. Conté para ello con dos productores excepcionales de gran experiencia: Marcos Alonso y José Manuel García. Además, tuve la bondad y la confianza del Sello Disquero BIS Music, adicionalmente tuve una constelación de músicos reales que vinieron a complementar todas mis carencias de compositor por instinto. Entonces, la respuesta es: en deuda. Musicalmente me siento en deuda con tanto talento y dedicación que han puesto esos grandes amigos en este sueño de sembrar flores para recoger tequila.

¿Cuáles son tus planes musicales para este 2015?

Cada disco es un hijo que no basta con hacerlo, hay que ayudarlo a crecer. Espero que cada viaje, cada acción cultural y social que emprenda durante este año sea en función de hacer llegar a la mayor cantidad de personas posibles estas canciones que creo que merecen al menos el beneficio de la duda. Por mi parte, queda el deber de ponerlas en sus manos… De ahí en adelante, lo que decidan hacer con ellas, es un asunto tan personal como su propia historia.

¿Nos puedes contar un poco sobre tus Sesiones Vagabundas?

Las Sesiones Vagabundas son un experimento audiovisual entre amigos que consiste en grabar con un micrófono y una cámara, en cualquier sitio público, una canción o pieza instrumental de artistas disímiles dispuestos a participar. Creo que el mayor mérito que podrían tener estas sesiones es testimonial, documental, ya que quedaría plasmado para la posteridad que tal artista, en tal año, en tal ciudad, cantaba, lucía y tocaba así. Son como fotos cantadas que ganarán valor con los años.

Mauricio, llevas tiempo en Venezuela haciendo música gracias a esa hermandad fraterna que estrecharon estos dos grandes de la Historia Fidel y Chávez. ¿Qué nos puedes decir de la importancia del Alba a nivel cultural?

Yo soy el resultado de una Revolución, de un bloqueo económico, de la perseverancia de un pueblo para mantener a salvo las convicciones, la sonrisa y la esperanza a pesar de cualquier adversidad. El Alba nos supo ayudar a reverdecer, nos devolvió la inspiración, nos vino a demostrar que no estamos solos, que nunca estuvimos solos, porque dentro de cada ser humano consecuente con su tiempo y con su historia, hay una revolución emocional capaz de mejorarlo a sí mismo y de mejorar el micro mundo que lo rodea. No se conoce un modo más eficaz de lucha y de resistencia que la cultura, la tradición de un pueblo, de un país, de un continente; y el Alba representa la máxima expresión de tolerancia, de perseverancia y fraternidad que pueda llegar a existir entre pueblos tan dados al amor y a la fe como los nuestros.

Finalmente nos puedes decir dónde tus seguidores te pueden contactar a través de correo electrónico y redes sociales.

No quiero seguidores, prefiero cómplices, amigos de armas y de alma a los cuales los muevan los mismos sueños simples que me han traído de visita hasta aquí. Gracias, Venezuela. De corazón.

Escuchar Flores de Tequila

 

Tomado de Elinciso.com

Más leídas