Recordando a Miguel Matamoros

Redacción Suenacubano | 15/ABR/2021

Este 15 de abril se conmemora medio siglo de la desaparición física del creador de los mundialmente conocidos temas “Mamá, son de la loma” y “Lágrimas negras”.

Este 15 de abril se conmemora el medio siglo de la desaparición física de uno de los soneros más grandes de Cuba, Miguel Matamoros. Creador de un amplio repertorio de sones y guarachas, este popular cantante y compositor cubano es recordado este jueves en su tierra natal, Santiago de Cuba.

Según el maestro Adalberto Álvarez, destacado músico y defensor del son cubano, las autoridades culturales de esa provincia han preparado diversas acciones para recordar a Matamoros. Empezando la mañana fue depositada una ofrenda floral en su tumba, en el Cementerio Santa Ifigenia.

También mediante la plataforma Streaming Cuba se dará a conocer las actividades previstas en la provincia para conmemorar el Día del Son Cubano, a celebrarse el próximo 8 de mayo.

La historia de “Mamá, son de la loma”

Contaba Miguel Matamoros que la canción que le dio mayor popularidad, no solo en Cuba, sino en el mundo, fue “Mamá, son de la loma”, verdadero nombre del multiversionado tema “Son de la loma”, como se le conoce.

Afirmó el autor en una entrevista con Alberto Muguercia, periodista e investigador santiaguero, que la canción surgió en 1922. “Fue una noche en que yo estaba dando una serenata en Trocha y San Pedro, frente al sanatorio La Colonia Española. Conmigo estaba tocando y cantando Alfonso del Río. Entonces de una casa cercana salió una señora con su hija pequeñita y dice así: «Señor, señor, mi hija quiere conocer a los cantantes, quiere saber de dónde son».

“Me inspiré en esa pregunta y esa misma noche hice el resto de la poesía. «Son de la loma» quiere decir que son de Santiago, y «cantan en el llano» significa que cantan en La Habana. Ese es el número mío que le ha durado más la popularidad, ese y «Lágrimas negras»”, confesó Matamoros.

Nadie imaginó en 1922 que ese músico, cantante y compositor daría tantas alegrías a los cubanos y a quienes aman la sonoridad criolla.

Más leídas