Hitos de Rosa Fornés en la radio y la tv cubanas de los años 50

Iris D. Abril | 11/FEB/2021

Evocación de la vida artística de la gran vedette al cumplirse el aniversario 98 de su nacimiento.

Rosa Fornés fue una de las principales figuras de la televisión cubana desde el surgimiento de este medio. Antes ya había cautivado con su canto y su gracia a los amantes de la radio, que la eligieron estrella naciente en el mítico programa de José Antonio Alonso, La corte suprema del arte.

Durante la primera mitad de la década de los años 50 del pasado siglo, Rosita se ganó la admiración y el respeto del público y la crítica por su imagen, voz y talento desbordado en la escena, cantando, bailando, como presentadora y actriz. De sus actuaciones en CMQ TV resulta memorable la interpretación que realizó de la opereta vienesa “La casta Susana”, en una de las emisiones de El Gran Teatro del Aire, espacio auspiciado por la firma norteamericana ESSO. 

En 1953 –año en que fue elegida Miss Televisión– la vedette fue la principal figura de La canción cuenta su historia. En este programa del Canal 4 eran recordados temas antológicos de distintos países. Al año siguiente, tras la culminación de ese programa, junto al Cuarteto Faxas y la orquesta de Julio Gutiérrez, Rosita igualmente formó parte del elenco habitual de Festival RCA-Víctor, emitido por dicho canal.

Además del éxito rotundo de Mi esposo favorito, conducido por Rosita y su esposo, Armando Bianchi, la popularidad de esos artistas casi alcanzó una “dimensión estratosférica” a fines de 1955. El Canal 4 preparó un programa especial para el 28 de diciembre de ese año. Aprovechando el gran revuelo causado entonces por el supuesto avistamiento de platillos voladores, los directivos del canal concibieron un espectáculo por control remoto desde la Ciudad Deportiva (en construcción), para mostrar la “sorpresa” que traía una nave espacial. 

Como parte del show previsto para iniciar a las 12 meridiano, saldrían del gigantesco “platillo” disfrazados de marcianos Rosita Fornés, Armando Bianchi, los humoristas Herminia de la Fuente, el gordo Rogelio Hernández y la modelo Martica Vélez. La “estelar” sorpresa fue suspendida por el Ministro de Gobernación, Ramón O. Hermida Antorcha, que dio la orden de apresar a los artistas. No obstante, la imagen de Rosita Fornés con su traje extraterrestre ocupó las primeras planas del día siguiente.

Igualmente ella fue invitada a la emisión especial del Desfile RCA-Víctor, el 20 de mayo de 1955, para celebrar el Aniversario 53 de la República. Ese evento se transmitió por control remoto desde el Capitolio Nacional. La música grabada en placas, especialmente para ese espectáculo, estuvo interpretada por Rosita Fornés, Ana Margarita Martínez Casado, Fernando Albuerne y el Cuarteto Faxas. Ese programa estuvo considerado por la crítica como el mejor del año.

Por otro lado, la diva participaba en el programa de radio más renombrado en los medios y la farándula a mediados de la década del 50: El show de medianoche. Era transmitido por CMBQ Radio Continental, en los 1010 kilociclos. La cantante, acompañada de la orquesta de los Hermanos Castro, interpretó a finales de 1955, como agasajo a su esposo Armando Bianchi, una obra del francés Maurice Ivain, con arreglo de Jesús María Arozamena y José Juan Cadenas. Desde entonces, “Es mi hombre” devino pieza esencial en su repertorio.

Bibliografía: 

Bartolomé Barguez, Carlos (2019). Los musicales de la radio y la televisión en Cuba (1950-1958). La Habana: Ediciones En Vivo.