Tras el rastro de la leyenda del Buena Vista Social Club

Lenay Barceló | 9/SEP/2020

A 24 años del estreno de un disco que relanzó la música cubana a los más grandes escenarios del mundo.

A pocos días de festejar el aniversario 24 del estreno del multilaureado álbum Buena Vista Social Club revivimos pasajes poco conocidos de ese resurgir del interés en Estados Unidos por la música cubana.

Luego de haber defendido la música cubana entre los años 1930 y 1950, un grupo de instrumentistas y compositores cubanos se reúnen en marzo de 1996 para revivir canciones que fueron éxitos en la década del 40 y 50 del siglo XX. Integraron esta constelación de figuras Francisco Repilado (Compay Segundo), Ibrahim Ferrer, Rubén González, Orlando “Cachaito” López, Omara Portuondo, Eliades Ochoa, Barbarito Torres, Manuel “Guajiro” Mirabal y Amadito Valdés, por solo mencionar algunos.

Gracias a esta unión, el 16 de septiembre de 1996 vio la luz, de la mano de la discográfica World Circuit, un fonograma que dio la vuelta al mundo y volvió a colocar las miradas sobre las sonoridades de la Mayor de las Antillas.

Las expectativas de aquellos inicios son revividas por Eliades Ochoa: “nadie sabía lo que iba a pasar con el disco Buena Vista Social Club, nos fuimos enterando cuando el disco fue caminando por los caminos vecinales, las carreteras hasta llegar a la autopista, ya después que llegó a la autopista fue un fenómeno”.

Los ecos de este fenómeno llegaron a los Estados Unidos, gracias al estreno de la película Buena Vista Social Club, bajo la firma de Win Wenders. Tal y como apunta la agencia IPS, desde que el audiovisual se estrenó en el Carnegie Hall de Nueva York en julio de 1998, a sala llena, la historia de los miembros de la banda adoptó una dimensión casi mítica.

Por solo citar algunos de los ejemplos que demuestran la internacionalización del Buena Vista Social Club se tienen la obtención del premio Grammy en 1997, el sonado recibimiento a Compay Segundo en el Vaticano, la actuación especial en la Casa Blanca en 2015 e incluso la participación de algunos de sus integrantes en el disco Rhythms del mundo, grabado junto a estrellas y bandas del rock y el pop anglosajón encumbradas como Sting, U2, Coldplay, Dido, Kaiser Chiefs, Maroon 5, Franz Ferdinand, entre otros.

Como apuntara el colega Michel Hernández, el Buena Vista Social Club demostró ser una formación abierta a los diferentes contextos sonoros del planeta y a sus disímiles influencias, pero sin lugar a dudas sus mayores aportaciones se descubren en el rescate y la revitalización de la música tradicional cubana.

 

Más leídas