Tesoros de la música infantil cubana (6ta parte)

Redacción Suenacubano | 26/OCT/2020

Francisco Gabilondo Soler sigue vibrando en las generaciones de músicos cubanos y del mundo, así como en los amantes de las canciones infantiles.

Al aproximarse los 30 años de la partida física del famoso cantautor mexicano Francisco Gabilondo Soler (Orizaba, Veracruz, 6 de octubre de 1907 - Texcoco, Estado de México, 14 de diciembre de 1990), desde Cuba se homenajea el legado musical infantil de este creador con la publicación de un disco compilatorio de las canciones más escuchadas en la Isla del inolvidable Cri Cri.

El álbum Liuba canta a Gabilondo Soler fue estrenado por la casa disquera Bis Music en las principales plataformas digitales de la música a propósito de celebrarse el pasado junio el Día Mundial de la Infancia. Tan sentido e importante tributo de la artista cubana Liuba María Hevia a su admirado referente mexicano incluye los títulos “El barquito de nuez”, “Suite de Cri Cri”, “El reloj”, “Caminito de la escuela”, “Chon-Ki-Fu”, “Cochinitos dormilones”, “Carrusel”, “Di por qué”, “El chorrito” y “Bombón”.

Hace nueve años, la Diva del Buena Vista Social Club también reverenció la gran impronta de Gabilondo Soler en la niñez cubana con la grabación del tema “Di por qué” para un disco compilatorio de canciones populares para niños, titulado Reír y cantar (Bis Music, 2011), y con el cual la intérprete conquistó un Latin Grammy. Este trabajo discográfico motivó a Omara Portuondo para plantearse realizar un disco con las canciones de Cri Cri.

Gabilondo Soler ya era muy exitoso en América Latina y en países europeos cuando visitó La Habana, en 1944. Durante sus días en la capital cubana, el mexicano participó en trasmisiones radiales en vivo y realizó por única vez fuera de su país el programa El grillito Cri Cri, personaje creado por él y que devino en su sobrenombre artístico. Las obras infantiles del cantautor mexicano impresionaron tanto a directores cubanos como Antonio Vázquez Gallo, quien dirigió desde 1950 espacios radiales como El abuelito cuentalotó y Kindergarten Musical, que incluyó temas de Gabilondo.

En las décadas posteriores, varios programas televisivos como Amigo y sus Amiguitos y Arcoíris musical divulgaron con frecuencia otras composiciones del mexicano como “La marcha de las letras”, “El ratón vaquero”, “La muñeca fea”, entre otros. Francisco Gabilondo Soler constituye un paradigma para creadores de música infantil en América Latina y otras regiones.

Más leídas