foto: Portada de su más reciente álbum

Vania Borges y su apuesta por la música

Iris D. Abril | 26/JUN/2020

Acercamiento a la cantante y compositora cubana que este 26 de junio celebra su cumpleaños.

De pequeña recibió significativas infuencias artísticas de su padre, músico de la Orquesta del Instituto Cubano de Radio y Televisión, de su bisabuela, a quien le gustaba cantar. En su casa se escuchaba sobre todo a las grandes cancioneras cubanas de la Cuba contemporánea: Elena Burke, Moriama Secada y Omara Portuondo, además de otros exponentes de la música tradicional cubana, el góspel y la música brasileña.

Todo eso signó la decisión de Vania Borges de convertirse en músico, primero estudiando piano, luego oboe y asignaturas teóricas. Luego de graduarse, trabajó como profesora en la Escuela Vocacional de Arte de Matanzas y formó parte de la Orquesta Sinfónica de esa ciudad. Tales preparación y aprendizajes ella reconoce que le han servido de mucho.

La preparación académica me ha ayudado a detectar notas que están mal en un arreglo, y eso no me suena, y puedo decirlo con todo conocimiento de causa. No tengo que esperar a que me traigan un disco para escuchar el tema; me puedes dar la partitura, que yo leo las notas, el sentido rítmico, los compases, y la habilidad para moverme en diferentes géneros, incluso en temas que a veces me quedan demasiado altos en el tono, puedo jugar con la melodía sin temor a equivocarme. Todo eso me lo da mi formación académica”, confesó la artista a Cubasí en 2018.

Entre los reconocimientos más trascendentales de la carrera de Vania sobresale el Premio Internacional del Festival de la Canción California 2009, por la interpretación del tema “Disfrútame”, de German Nogueira. Según la intérprete, sus grandes referentes como vocalistas son Elena Burke, D´Javan y Ella Fitzgerald. No obstante, ha puntualizado: “yo escucho mucha música. Todo lo que suene bien, a mí me interesa”.

Más leídas