foto: Tomada de su Instagram

La actuación y la música hacen despuntar a un versátil artista: Lenny de la Rosa

Redacción Suenacubano | 3/SEP/2020

El cantante, actor, bailarín y modelo cubano siente especial atracción por insertarse en el panorama musical de la Isla, luego de haber alcanzado importantes éxitos en el extranjero.

Quizás a muchos el nombre Lenny de Rosa les parezca desconocido.Sin embargo,los fieles seguidores de las telenovelas mexicanas lo reconocerían en Yo no creo en los hombres, A que no me dejas, Libre para amarte (donde él interpretó el personaje de Gerardo, El Gallo Jiménez) y la conocidísima Rosa de Guadalupe. En todos esos dramatizados el público ha podido disfrutar de las actuaciones de Lenny asumiendo diferentes roles.

Poseedor de un registro vocal melódico, a este artista se le da muy bien el pop matizado con ritmos tropicales, elementos distintivosen su repertoriomusical, aunque permeadosde cubanía, aspecto que siempre defiende su propuesta.

De formación académica, De la Rosa realizó sus estudios en la Escuela Nacional de Arte de Cuba (ENA) donde aprendió a tocar diferentes instrumentos musicales. Luego ingresó al Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa. Gracias a ello y a su inagotable carisma, el joven tiene la capacidad de llegar a sus seguidores de una manera especial, puesto que la vida, sus estudios y su experiencia en la actuación y la música lo han dotado de una gracia única.

Luego de sobresalir como actor en diferentes escenarios mexicanos, trabajar con artistas de la talla de William Levy y haber sido corista de Gloria Trevi, Lenny lanzó su carrera como solista con su primer álbum, Rose, el cual locolocó dentro del panorama de la música latina en el 2019. Con el tema “Besando otra boca” logró cientos de miles de reproducciones en plataformas de streaming como Spotify, Apple Music, entre otras, y cuenta con más de 200 mil visitas en YouTube.

Ahora nos vuelve a sorprender con el sencillo “Brujería”, donde refuerza la idea popular sobre “el echar una brujería” para significar el estar muy enamorado. Desde su estreno, la canción ha logrado ubicarse en listas de éxito de algunos países, destacando por la incidencia en seguidores de Lenny en las diferentes plataformas digitales, sobre todo los que habitan en Miami.

Si bien la música le abrió las puertas a la actuación, Lenny de la Rosa ha sabido llevar ambas artes de la mano y disfrutar del éxito que le han proporcionado. Sin embargo, en la actualidad, el galán se ha propuesto dedicar más tiempo a la música para experimentar la sensación de disfrutar el intercambio en vivo con sus seguidores, entre los cuales los cubanos representan una parte indispensable que el artista se ha propuesto conquistar.

Más leídas