foto: Cortesía de la artista

Geidy Chapman Salomón: “Una artista cubana de estos tiempos”

Raudelis Sarmiento Villalón | 13/MAR/2018

La reconocida cantante se prepara cada día para crecer profesionalmente con el apoyo de grandes maestros y de su familia.

Leyendo en Internet un excelente artículo realizado en Londres sobre el espectáculo “Vamos Cuba 2017”, el crítico destacó la potente voz, el impresionante desenvolvimiento escénico y carisma de la versátil cantante Geidy Chapman Salomón.

“En este espectáculo musical baile y cante, también interpreté temas con alta complejidad que me ayudaron vocalmente. Y compartí escena con profesionales bailarines y directores de la Compañía Rakatan, es siempre una grata experiencia”, afirma Geidy en diálogo con Suenacubano.

La artista en cada interpretación se desdobla de una manera particular, hace suyas las letras de las canciones y su cuerpo todo se vuelve canción. A temprana edad conoció una de sus grandes pasiones: la danza.

“Mis primeros pasos en el mundo artístico fue bailando en la compañía del Teatro América, en el Cabaret Nacional, y recibí clases en la Escuela del Cabaret Tropicana. En esa escuela donde se formaban bailarines para Tropicana, tuve el inmenso placer de conocer al maestro Santiago Alfonso, un auténtico profesional del espectáculo danzario en Cuba. Con la autorización de mis padres, a los 17 años, comencé a trabajar profesionalmente en el espectáculo “Sabor Caribe”, de la Empresa Carnaval”.

Su debut como cantante fue una sorpresa para todos, e inclusive para ella misma. “Un buen día faltó la cantante principal del show y una amiga mía le comentó al director que yo me sabía todas las canciones; no sé cómo fue, pero me vi en medio del escenario cantando. Ese salto, de bailarina a cantante, se lo agradezco a Jorge Alí Solares (director del cuarteto Génesis), pues él me descubrió como cantante y depositó en mí su confianza”.

Graduada de Licenciatura en Contabilidad y Finanzas, abandona los cálculos matemáticos para dedicarse al arte que le hace sentir un caudal de sensaciones. En su fecunda carrera ha expuesto su arte en disímiles escenarios de Europa, Asia y América; bajo la égida de maestros de la talla de Santiago Alfonso, Nilda Guerra, Isaac Delgado y Litz Alfonso.

Muy joven, es una artista que atesora el premio de Interpretación: en el concurso Cubadisco (2005) y en el XX Festival Habaneras en La Habana; también ganó el tercer lugar y el premio de composición en la XXVIII edición del Festival Juan Arrondo (2007). Con los lauros obtenidos y diversas presentaciones en famosos festivales internacionales, afirma que “el mejor premio es el aplauso sincero del público, esa ovación es la que me llena y me impulsa a hacer más”.

El público cubano está ávido de tener en sus manos un disco con la impronta de la cantante Geidy Chapman; una destacada artista y embajadora de la música cubana, que ostenta la distinción “Sello Laureado” y trabajador destacado en el año 2005 de la Empresa Adolfo Guzmán.

La agrupación Las Chicas del Sol

Esta agrupación femenina influyó mucho en mi preparación como cantante profesional. En cuanto a pista, escenarios, proyección escénica y a cantar en vivo ante el exigente público cubano. Como vocalista en un grupo musical te debes ir creando un sello, un estilo e ir creciendo en cada presentación. Gracias a los buenos compañeros que tuve en Las chicas del Sol pude convertirme en la cantante líder del grupo. Mi tránsito por esta orquesta fue fructífero y significó para mí una escuela, donde me preparé vocal y escénicamente.

¿Pasó de moda el bolero?
Este género romántico no ha pasado de moda. En Festivales de Boleros en Colombia es impresionante ver al público deleitarse escuchando dos horas de boleros, mientras que en Cuba, en algunos sitios nocturnos, las personas aprecian este género.

Santiago de Cuba es una provincia que celebra todos los años el Festival de Boleros de Oro, un magno evento, que tiene buena aceptación del público. Este género musical cubano sigue siendo degustado e interpretado por jóvenes de todo el país.

Cucurucho Valdés, ¿qué simboliza en tú carrera?
Con él aprendí a tener mayor seguridad, confianza en mí y en el control de la voz. El acompañamiento del maestro con el piano me permite desdoblarme, darle nuevos matices a mi voz, ecuanimidad y dulzura. Estoy muy contenta, pues grabé un tema musical en el CD Con los pies en la tierra, de Cucurucho, que sale al mercado este año.

En el 2016 tuve el privilegio de ser invitada por Cucurucho al Festival Tobago Jazz Experience, celebrado en Trinidad y Tobago; en el evento canté dos boleros y “Danza Ñáñiga”, con arreglos del maestro. La acogida del público fue impresionante, las personas eufóricas nos aplaudían y pedían más. El festival contó con talentos de todo el mundo que engalanaron la cita musical, lo novedoso éramos nosotros, los músicos cubanos.

Tuve el placer de trabajar con auténticos músicos cubanos como: Roberto Carcasses, Edesio Alejandro, Emilio Morales y Orestes Santos; me he nutrido de su savia musical.

Continuarás Sonando en Cuba
Seguiré enseñando a los nuevos aspirantes de este emocionante concurso en la cuarta temporada. Estuve en las primeras audiciones en Santiago de Cuba, me sentía identificada con los jóvenes, pues en los inicios de mi carrera pasé por eso. Es impresionante el talento musical que hay en nuestro país.

El equipo de trabajo era una familia, Niurka (Reyes) trabajaba con los jóvenes la parte vocal, y yo la escénica. Los muchachos llegaron al concurso muy bien preparados y con deseos de aprender. Era impresionante verlos cómo se crecían en el escenario interpretando un son, bolero o salsa.

Todos los jóvenes participantes en la tercera temporada de Sonando en Cuba son ganadores por la superación, vivencias y conocimientos; y porque Cuba entera y el mundo conoció las nuevas promesas de la música cubana.

¿Qué te inspira?
Me inspira mi pequeña hija Kelly Nicole, que llegó a mi vida hace dos años para llenarla de luz. Si antes de tenerla era una mujer fuerte, atrevida y ambiciosa, ahora ella es el centro de mi vida y mi fuente inagotable de energía positiva.

No me sentí limitada en mi embarazo, estuve trabajando los nueve meses. Participé con mi pancita en el espectáculo “Salsa Mambo y Chachachá”, liderado por el popular músico Isaac Delgado, con ensayos hasta la una de la madrugada. El director artístico, Santiago Alfonso, me decía jocosamente que iba a parir en el escenario y que era una cubana de estos tiempos.

¿Que representa ser una madre cubana?
Ser una Mariana, simplemente una guerrera. Soy una madre cubana luchadora que tiene el apoyo de una excelente familia. Mis familiares son mi sostén, al tener a la niña me dijeron que mi carrera ahora comenzaba y se imponía.

Los hijos son un regalo de Dios, es algo muy grande, te cambian el tiempo, espacio, pero vale la pena. Por ella sigo luchando, superándome y aprendiendo cada día. La tarea de ser madre es dura pero placentera.

Tú mayor rival eres tú misma
El mundo del arte es muy complejo y precioso a la vez. Soy una mujer perseverante, atrevida y ambiciosa musicalmente hablando. Disfruto ponerme retos y superar ese peldaño que poco a poco te posiciona en el gusto de la gente. Estudio mucho y trato de que mi repertorio sea variado, con música cubana y algunas pinceladas de temas clásicos amados por el público.

Creo que una buena selección de repertorio te salva o te hunde. Escucho mucha música, de todos los lugares, sin perder mis raíces y así le muestro al público cosas ricas. He aprendido con los altos y bajos de mi carrera que todo llega paso a paso.

El espectáculo Amigas
Esta inolvidable experiencia fue una gran escuela. El reto más duro fue actuar, interpretar el personaje de una de las protagonistas del show; además, hacerlo lo más natural posible. Le doy gracias a ese excelente actor que es Osvaldo Doimeadiós, pues trabajó mucho con las cantantes. Los miembros de la Compañía Lizt Alfonso son muy disciplinados, diariamente se preparan y es por eso que sus puestas en escena se convierten en auténticas obras de arte. Trabajar con Lizt fue una escuela, con ella aprendí que “lo que no se ensaya, no sale en vivo”.

¿Cómo ha sido el año 2017?
El 2017 fue un buen año y este será mejor, pues estaré trabajando en mi primer concierto que tendrá un repertorio bien variado. Será algo íntimo y romántico donde no faltarán temas conocidos por el público cubano. Tengo otros proyectos de los que no deseo dar detalles hasta que se materialicen. Geidy seguirá brindando su arte genuino a quien lo quiera escuchar.

Más leídas