foto: Cortesía del Dúo Karma

Dúo Karma: En defensa de la belleza

Marino Luzardo | 9/ENE/2014

Detalles de su próximo concierto, de su estancia en Argentina y de sus más recientes producciones…

Hace unos días nos llegó la buena nueva: el dúo Karma estaba de regreso. Luego tuvimos la noticia de que ofrecerían un concierto el día 11 de enero en la Sala Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. De inmediato nos pusimos en contacto para conocer detalles de esta presentación, de su estancia en Argentina y de sus más recientes producciones Mundo sonajero, premiado en Cubadisco, y ¡Vámonos de viaje!, dedicado a los pequeños. Aprovechamos también el encuentro para mirar hacia atrás, pues en este 2014 Karma llega a su décimo quinto aniversario. Aquí les va nuestro diálogo con Xóchitl y Fito.

¿Qué los llevó a fundar Karma?

Desde 1996 fuimos parte de un grupo de música de flamenco-fusión que se llamaba Ópalo, los temas que tocábamos entonces eran canciones latinoamericanas, en su mayoría, recreadas y arregladas partiendo de los géneros flamencos. En 1999 nace el dúo por una necesidad de abrirnos a otras búsquedas musicales y también porque empezábamos a componer nuestras primeras canciones, que ya se alejaban un tanto de la estética de Ópalo.

Nuestro breve paso por este grupo fue fundamental para comprender qué queríamos este camino como proyecto de vida y nos inició en la curiosidad por conocer otras músicas del mundo que luego influyeron, y lo siguen haciendo, en nuestro trabajo y maneras de decir.

¿De qué manera buscaron dentro de la trova una sonoridad que los distinguiese? ¿Qué influencias reconocen al respecto?

Nos hemos nutrido desde pequeños de mucha música que involuntariamente aparece en lo que hacemos. Desde siempre escuchamos a Silvio, Pablo, Los Beatles, mucha música clásica también. Y luego está la influencia de la música africana y brasileña; la música folclórica latinoamericana y de muchas otras regiones del mundo. Sobre todo nos emociona la música nacida del sentimiento del pueblo, esa que pareciera que late profundo en la tierra y que no puede dejar de estremecer y emocionar por lo viva que está, aunque sea muy distante la latitud que le dé origen. En nuestro trabajo aparecen todas estas influencias recreadas a partir de nuestras vivencias y raíces.

¿Existe algún denominador común en los temas que integran el repertorio de karma?

Toda esta amalgama de sonidos siempre dichos con honestidad, en busca del respeto y en la defensa de la belleza.

¿Cómo han logrado respetar también desde el punto de vista visual la esencia del dúo?

Hemos transitado con muy buena estrella en este sentido, pues contar con el talento de Alfredo Ureta, Henry García y Katia Hernández en los clips que hemos hecho ha sido muy afortunado. Ellos han sabido traducir muy bien lo que dicen los temas y han sido muy coherentes con nuestra estética. Nos fascina el mundo del audiovisual, tanto es así que el último clip con el tema Del Camino… lo que vi, nos atrevimos a realizarlo solos. Es un dibujo animado sencillo que nos llevó muchas horas de desvelo pero, confesamos, nos apasionó hacerlo.

¿Qué lugar ocupa la música infantil en el trabajo de ambos?

Es tan vital como la otra. De hecho, cada vez más se desdibuja esa pared que divide el repertorio para grandes del de niños. Nos hace muy felices en escena donde el intercambio de emociones es muy cercano y la devolución es tan pura.

¿Qué repercusión ha tenido para el dúo un proyecto como La Guarandinga?

La Guarandinga fue una escuela en muchos sentidos, fue la primera vez que componíamos a tres manos y nada más y nada menos que con Rita del Prado, a quien admiramos y queremos profundamente. Es un proyecto al que le tenemos un cariño entrañable, porque además de la comunión con la sabiduría y el talento humano y profesional de Rita, nos hizo profundizar muchísimo en nuestras tradiciones y en la música cubana. Fue una especie de taller donde experimentamos la construcción de la canción-juego, disfrutamos muchísimo ese proceso de creación y montaje. Y pusimos de manifiesto muchos criterios acerca de la música y del arte para niños que compartimos con Rita.

En las presentaciones en vivo se produce un delicioso intercambio con el público muy disfrutable. En Guarandinga por toda Cuba fue nuestro primer disco en estudio, grabado y producido de manera independiente, y eso también fue un aprendizaje y una experiencia muy enriquecedora. Creemos que hay un antes y un después de La Guarandinga en nuestra carrera, nos influyó en la manera de hacer las canciones que salieron posteriormente, y nos desalmidonó el repertorio para adultos y la manera de abordar y comunicar la canción.

¿Vámonos de viaje continúa por esa cuerda o se distancia?

¡Vámonos de viaje! continúa la senda de La Guarandinga en muchos sentidos, esta vez es un trabajo solo del dúo, pero está sin dudas la influencia de Rita y de todo lo experimentado con La Guarandinga. Musicalmente hay muchos ritmos cubanos, pero ahora aparecen también otros géneros como el reggae, mezclas con ritmos afro-peruanos, toques con tambores africanos, la sonoridad tan argentina del bandoneón y de instrumentos como el banjo o el ukelele.

En este disco tuvimos la gran fortuna de estar acompañados por músicos argentinos y cubanos de importante trayectoria y gran talento, como nuestra coterránea Yusa, y los argentinos Martín Telechanski, Susana Ratcliff, Eliana Liuni y Mario Gusso. Fue grabado durante la gira por Argentina. Lo presentamos en el Teatro El Picadero, de Buenos Aires, durante el pasado mes de noviembre. Además de contar para estas presentaciones con los músicos que grabaron el disco, tuvimos también como invitados muy especiales a Luis María Pescetti, Magdalena Fleitas y Mariana Baggio.

¡Vámonos de viaje! lo presentaremos en Cuba el 25 de enero a las 4:00 pm en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Acaban de regresar de Argentina, ¿cómo les fue?

La gira comenzó en junio de 2012 para presentar por distintas ciudades argentinas nuestro más reciente disco, en aquel momento Mundo sonajero. Tuvimos la oportunidad de compartir e intercambiar con músicos maravillosos como Liliana Herrero, Luis María Pescetti, Juan Quintero, Luna Monti, Coqui Ortiz, Magdalena Fleitas, Mariana Baggio, Adrián Abonizio, Marita Moyano, Susana Ratcliff, entre otros muchos y talentosos artistas.

Participamos en eventos y festivales, como el Séptimo Encuentro de Cantautores de Alta Gracia, el Festival Cantar Opinando, Godoy Cruz 2013, el Festival de Espectáculos Para Gente Chica 2012, el Festival María Elena Walsh 2013. También un regalo enorme que la vida nos dio fue la invitación de Silvio Rodríguez para abrir sus dos conciertos en el mítico Stadium Luna Park de Buenos Aires, durante su gira por Argentina de 2012.
Verdaderamente fue un extenso período de tiempo, en el cual el público argentino nos hizo sentir como en casa, demostrando siempre un gran respeto y cariño por la música y el pueblo de Cuba. Nos impulsó a dar a luz nuevas canciones y a trabajar en nuevos proyectos que se han ido concretando, como es el caso de la reedición de Mundo sonajero antes de concluir el año de haber salido y la grabación y producción del nuevo disco ¡Vámonos de viaje!

¿Qué podemos encontrar en Mundo sonajero?

Mundo sonajero resume claramente nuestra sonoridad, están las transparencias que nos seducen y los sonidos del agua como celebración de la vida. Es un disco con toques minimalistas, en el cual el respeto por la belleza es el código.

Hay paisajes, imágenes que hemos hecho canción, como el caso de Tilcara, que es un pueblo del norte Argentino, o de “En el delta”, con la vivencia de una travesía por el río Orinoco. Es nuestro planeta sonoro, con lo que nos gusta y emociona y donde hacemos referencia a nuestra identidad, nuestra raíz cubana y nuestra identidad electiva.

Para este disco contamos con la participación del "multinstrumentista" Franqui Corbea, quien aportó sus conocimientos en instrumentos asiáticos como el Santur, de origen persa; o las tablas indias, la darbuka, el udú. También el sonido cubanísimo de Enid Rosales en el tres y la participación de los argentinos Marita Moyano y Juan Sardi. El diseño del disco corre a cargo de Katia Hernández y Enrique Smith, quienes, basados en algunas ideas e imágenes que teníamos como punto de partida, lograron construir coherentemente la imagen que deseábamos. La grabación, mezcla y máster es de Reinier López, quien ya había trabajado con nosotros y con Rita en La Guarandinga, y quien conoce muy bien el gusto y la estética sonora por la que apostamos. El disco también incluye un clip realizado por Henry García, quien con sumo cuidado se adecuó a la estética del diseño del disco. Estando en Argentina recibimos la agradable noticia de que el disco había sido premiado en el Cubadisco 2013, en la categoría de Trova-Fusión, y que había sido nominado en diseño y videoclip.

¿Cómo han perfilado la presentación en Bellas Artes?

El concierto de este sábado 11 de enero en Bellas Artes tiene un tono muy íntimo, mantendremos el formato de dúo, dos voces y una guitarra, pero también estarán los colores del udú, la kalimba, ocarinas, caxixís; temas instrumentados con vasos y otros con juegos rítmicos corporales.

El repertorio transitará por las canciones de Mundo sonajero, algunas de más nueva creación, y habrá algún que otro estreno.

El encanto de esa acogedora sala se hará mayor con la presencia de estos creadores incansables, que no cesan de sorprendernos en cada entrega. Vaya y compruebe que para ellos al arte no tiene límites y que en sus manos estos instrumentos, extraños y ajenos, conforman ese sonajero que al final suena cubano.