Ya son 15 años de Trovuntivitis

Naislet Rojas | 30/AGO/2012

Hoy en Villa Clara se celebran unos 15 un tanto diferente. Claro que habrá fiesta pero el plato fuerte será la trova.

En Cuba constituye casi tradición celebrar los 15 años sobre todo a las muchachas. Llega entonces el último modelo de vestido, las cada vez más sofisticadas fotos y hasta posiblemente un vals.

Hoy en Villa Clara se celebran unos 15 un tanto diferente. Claro que habrá fiesta pero el plato fuerte será la trova. Y es que los muchachos de la Trovuntivitis celebrarán el nuevo aniversario quizás sin mucho vestuario de lujo, ni fotos ultra modernas pero sí entre amigos y temas que los hacen únicos en el panorama cultural cubano.

En septiembre de 1997, un grupo de inquietos trovadores fundó en el Mejunje de Silverio la Trovuntivitis, una de las más populares peñas de toda la isla.

Nombres como Roly Berrío, Diego Gutiérrez y Alain Garrido integran la lista de fundadores, pero más allá de indagar en los orígenes del movimiento, distinguirlos y disfrutarlos resulta idea esencial para esta noche, donde en el patio azul de la UNEAC en Villa Clara subirán a escena con la misma simpatía de cada noche de jueves en nuestro peculiar Mejunje.

El Mejunje ha visto desfilar lo que más vale y brilla en la trova cubana y ha permitido a un grupo de cantores noveles hacerse de las herramientas imprescindibles en el arte de trovar a partir de los retos de superación personal que impone esta exigente descarga.

A los primeros se suman otros igualmente talentosos que guitarra en mano te obligan a descubrir el alma.

Ya son 15 años. Acaso poco o mucho pero 15 años que hacen suyos jóvenes universitarios o no, cultos o no, buenos cantores o no; jóvenes que esta noche cerrarán los ojos, perfilarán la nota y serán una de esas tantas voces que canten para festejar con esos ¿locos? muchachos de la Trovuntivitis.