foto: Cortesía del artista

Jóvenes Clásicos del Son: a lo cubano y sonero

Adnaloy Hernández Rodríguez | 7/NOV/2014

La orquesta presenta una compilación de su repertorio en el disco Pedacito de mi vida

Casi dos décadas de buena música tradicional distinguen la sonoridad de Los Jóvenes Clásicos del Son, agrupación que continúa evocando lo mejor del repertorio cubano con una imagen renovada.

Pero a pesar de los cambios, la propuesta mantiene la originalidad de su génesis. “Nuestra música sigue vigente, enriquecida en la actualidad por nuevos integrantes”, asegura su director Ernesto Reyes Palma en entrevista a Suenacubano.

Además del clásico cancionero, los jóvenes soneros incursionan en piezas más contemporáneas y retoman otras interpretadas en algún momento de su carrera musical, que ahora compilan en Pedacito de mi vida, título del disco más reciente.

“El álbum no es más que un breve recorrido por la música que defendemos hace 19 años. Incluye doce temas, algunos más conocidos y otros menos”, precisa Palma.

La trova santiaguera que trajo de la tierra donde nació, es uno de los sonidos endémicos que definen a la producción. “En cualquier lugar del mundo siempre es bienvenido ese género tan cubano y tan oriental”, reconoce.

“Sufriendo”, “Pedacito de mi vida”, “Soy como soy”, “Amor Silvestre”, “El Traguito”, “Un montón de estrellas” y “Sóngoro Cosongo”, son algunas composiciones que reviven en el fonograma.

“Son temas que hemos ido recopilando, les damos un toque diferente y por eso tienen tanta importancia en el sonido de la agrupación”, explica el director.

“Estáte tranquilo, corazón”, compuesto por Cándido Fabré y popularizado por los Jóvenes Clásicos, es el primer single de la producción discográfica, que también incluye obras de otros autores como Juan Almeida, Pedro Junco y Polo Montañez.

Para quienes prefieran disfrutar esta música, hace años la orquesta comparte un espacio concurrido el segundo domingo de cada mes, a partir de las 5:00 p.m. en la Casa Balear, ubicada en la esquina G y 23, del Vedado habanero.

Géneros como el son, la trova, el latin jazz y el flamenco se mezclan entre nuevas voces y sonoridades al estilo de los Jóvenes Clásicos del Son, que según sostiene su director, mantendrán su manera de tocar la música, a lo cubano y sonero.