foto: Tomada del Twitter Oficial de Moneda Dura

La Habana, el aquí y ahora de Nassiry Lugo

Adnaloy Hernández | 15/FEB/2019

Luego de varios años fuera de Cuba, el músico reconquista a su público con la balada “Quédate”

Hoy desperté pensando en nuestro futuro (…)

Cuando te canses de vivir en el pasado (…)

El tiempo nunca vuelve atrás (…)

Dedícale más tiempo al aquí y al ahora.

El tiempo se vuelve protagonista en la canción que, desde La Habana, promociona el intérprete y compositor cubano Nassiry Lugo. “Quédate” pertenece al disco Nunca me fui y es bandera en el regreso a Cuba, de quien fundara a finales de los años ´90 la conocida banda de Pop-Rock Moneda Dura.

Primero fue compartida con Descemer Bueno, generando millones de vistas en las redes sociales. Pero es demasiado especial para Nassiry, una canción que toca profundamente cada fibra de su forma de ser y pensar, así que quiso interpretarla solo. Lo cierto es que se ha convertido en una de las más preferidas para el artista y su público.

“´Quédate´ es todo yo –confiesa-. Cada palabra parte de mis sentimientos, conflictos, emociones y de mi vida. De las canciones que he compuesto, es una de las que más me gusta. Tiene mucho adentro. Cada fragmento pudiera ser una canción en sí misma”.

Más que el amor, la profesión o la familia, el tiempo es lo único que Nassiry considera tangible en nuestra existencia. Por eso, es protagonista en “Quédate”.

“El tiempo que le dediques a algo es lo que realmente cuenta. Hay quienes viven poco pero aprovechan cada minuto de sus vidas. Mientras más se nos escapa, caminamos hacia un lugar donde lo más importante es llegar al destino que desees”, considera.

En su álbum Nunca me fui el artista refleja cómo es vivir y hacer música fuera de Cuba. Para él ha sido una escuela de humildad y sacrificio, una curva de aprendizaje de algo que no esperaba.

“Salir de mi zona de confort es siempre positivo en mi vida y he aprendido mucho durante estos años. Me costó tiempo componer en las nuevas circunstancias. Determinar cuáles eran mis conflictos entonces y qué tenían que ver conmigo y con lo que hacía antes.

“Tuve la inmensa satisfacción de encontrar a un público que también vivía fuera de Cuba, le gustaba Moneda Dura y asistía a los conciertos”, cuenta el autor de “Lola”.

“Qué pasa, por ejemplo, con “Quédate”. Es un tema que conmueve a las personas. Empiezan a encender los teléfonos con las luces apagadas y se forma un ambiente muy emotivo, de complicidad”.

Sin importar donde se viva, define más el lugar de donde se viene. “La esencia nunca cambia. Seguimos el mismo camino desde el inicio de Moneda Dura. Nos nutrimos de muchos estilos musicales. “Quédate” es una balada, con un toque de modernidad a través de los timbres, no tan acústicos, cómo solíamos hacerlos. Pero la energía se mantiene, y sobre todo, las canciones”, precisa.

El regreso implica una mezcla de sentimientos muy grande para Nassiry. Un remolino interno donde las mayores expectativas están en visualizar el momento cuando, otra vez, esté de pie frente a su querido público. “Tengo muchas ganas de que suceda, lo espero hace mucho tiempo”.

Aunque ya compartió escenario con amigos como David Blanco, el verdadero reencuentro será el 8 de marzo, en El Sauce, un concierto que sin dudas arrancará luego de que Nassiry Lugo logre zafar el nudo en su garganta.