foto: Leandro Feal

Haydée Milanés: Más que “Palabras”

Marino Luzardo | 29/MAY/2015

La siguiente charla nos acerca al trabajo y la personalidad de la joven cantante y compositora

La primera canción que escuché en su voz fue "Libélula", trabajaba en Radio Taíno cuando llegó a mis manos su disco Haydée.

Fuimos acercándonos a su incipiente andar por la música a través de este material, producido por Descemer Bueno, al que siguieron otros como Haydée Milanés en vivo, A la Felicidad, Haydée Milanés en el Chaplin y el más reciente que ha dejado a muchos sin “Palabras”, como se titula precisamente este fonograma.

La siguiente charla nos acerca a su trabajo y a su persona, desde esa sencillez que afortunadamente siempre la acompaña.

Viniendo de donde vienes era muy predecible tu camino hacia la música ¿qué fortalezas y debilidades, facilidades y complicaciones te ofrece el apellido Milanés?

Siempre encontré en mi padre una gran inspiración. En él como artista, su propia música, en sus gustos musicales, en su forma de compartir con otros músicos. Eso ha sido para mí un privilegio; vivir y ver de cerca ese fenómeno de una forma natural.

He crecido con eso, y me ha nutrido muchísimo en mi vida musical y espiritual. Lo agradezco mucho. La parte mala es que algunas personas creen que no me cuestan las cosas, y que lo que uno logra es por el apellido y la verdad es que muchas veces me sale caro.

Desde el principio supiste marcar el terreno ¿por intuición o asesoramiento?

Es muy obvio que mi padre es mi mayor influencia musical. Siempre canté sus canciones en casa, y fueron una gran escuela para mí. Pero siempre tuve claro que ese era su camino y yo tenía que encontrar el mío.

Tenía mis inquietudes y no quería comenzar cantando las canciones de mi padre. Ahora me encuentro en otro momento de mi vida, ya he tenido mis propias experiencias dentro de la música y me siento con muchos deseos de cantar sus canciones y hacer honor a su maestría.

El repertorio que aparece en tu ya sólida discografía dice mucho de tus inquietudes musicales y tu rigor artístico ¿que buscas en una canción para decidirte a interpretarla?

Siempre trato de sentir las canciones como si fueran mías. Poderlas vivir cuando las canto. Si no puedo hacer eso, no las puedo cantar. Se trata de una afinidad que debe existir con la música y con la letra de la canción. Normalmente, escojo cosas que me sorprendan, que siempre me hagan sentir algo diferente.

El disco Palabras te hizo lucir más madura artísticamente ¿se requiere madurez personal y profesional para acercarse a la obra de Marta Valdés? ¿Te ayudó en eso la maternidad?

Definitivamente es necesario -por lo menos para mí lo fue- estar en un momento de madurez e, incluso, de introspección para acercarse a esa obra. Hay que ser seria, receptiva. Es una música muy intensa con unos caminos dignos de estudio.

La maternidad fue un momento muy especial para abordar este disco; no podía ser más ideal. Me dio más sensibilidad, más tiempo; creo que este disco también ha sido un hijo para mí.

¿Cuan difícil se te hizo escoger los temas para este material? ¿qué criterios seguiste al respecto?

La verdad es que siempre tuve muy claro un grupo de canciones: "Aida", "Si vuelves", "No te empeñes más", "Tú no sospechas", "Palabras", "Deja que siga sola" y "No hagas caso".

Esas las había conocido porque mi padre las grabó en una ocasión y yo las escuché mucho en casa. Luego Marta me entregó varios discos con algunas de sus canciones y me fui enamorando poco a poco de ellas. La selección obedece a lo mismo que te dije antes: tengo que sentirlas como mías.

¿Que sabor dejó en ti la cercanía desde el punto de vista profesional a esta gran mujer de la música cubana?

Ella ha sido una pieza clave en el desarrollo de mi carrera. Me ha dado la confianza de trabajar con sus canciones, joyas invaluables de la música cubana, y con eso ha echado a andar una buena parte de mis posibilidades musicales.

También he aprendido muchísimo de sus conceptos, de su respeto a la música y su rigor. En fin, ha sido importantísimo para mí encontrarme con Marta en la vida. Además, hemos trabado una gran amistad y profundo cariño. Siento gran admiración por ella.

Y hablando de experiencias interesantes y cercanas, cuéntanos del trabajo junto a Fernando Pérez en "Canción Fácil".

Ese es otro maestro. Un gran hombre y artista. La verdad he tenido una gran suerte al estar cerca de él. Y ahora, para colmo, ha hecho este video clip tan bello que nos ha dejado a todos fascinados.

Disfruté muchísimo este trabajo junto a él, compartir las horas de filmación y todo lo que conlleva esto; el cansancio, la alegría, la sorpresa. Sentí como si estuviéramos haciendo en vez de un video clip, una película. Siempre digo que me dejé llevar por todo lo que me dijo, sabía que de esa forma todo saldría bien.

Tal vez resulte algo apresurado, pero ¿piensas ya en otro disco?

Si, estoy trabajando en un disco con la obra de mi padre. Ando estudiando ese proyecto. Es algo muy importante para mí en este momento.

Desde hace algún tiempo el Café Miramar te abrió sus puertas y te presentas allí con regularidad. ¿Qué posibilidades te ofrece un sitio como este para ofrecer al público tu trabajo?

El Café Miramar es una de las plazas más interesantes que tenemos en la actual noche habanera. Es muy cálido, lindo, acogedor y tiene muy buena acústica. Para la música que hago es perfecto.

Como ya es habitual, me hago acompañar del maestro Enrique Plá en la batería; ahora sustituyendo al maestro Jorge Reyes -el cual se encuentra de viaje-, está el talentoso bajista Gastón Joya y en la guitarra me acompaña el maestro Raúl Verdecia. Todo un lujo de banda.

Como repertorio estoy haciendo el recorrido por mi discografía: canciones de Descemer, las que me dieron a conocer; canciones de Marta Valdés del disco recién presentado, canciones de Pablo Milanés y también canciones mías.

Un repertorio que recorre varios estilos, de los años 50 a la actualidad. Allí los espero, hoy 29 de Mayo.

Con la seguridad propia de quien sabe lo que quiere, agradece y disfruta con humildad el hecho de que Palabras se alzara con dos lauros en esta edición de Cubadisco 2015. Los premios fueron en los apartados de Cancionística y Video Clip (por Canción Fácil).

Si quiere sentir en directo la buena energía que emana de su ser, lléguese hoy a las 10:00 pm al Café Miramar y compruebe que el arte de esta mujer, por los cuatro costados, suena cubano.