El Mella se puso "Bueno"

MARINO LUZARDO | 27/DIC/2012

Las emociones vividas en el concierto de Descemer Bueno en el Teatro Mella…

Hola a los amigos de suenacubano.com. Acabo de llegar a casa y no puedo aguantarme las emociones vividas en el concierto de Descemer Bueno en el teatro Mella. Realmente había mucha expectativa en torno a esta presentación y todas, según mi modesta opinión, quedaron satisfechas.

El disco Bueno, sobre el cual ya habíamos comentado en entrevista con Descemer, ha sido de los más escuchados por los cubanos en este 2012. No se puede negar la excelente factura de este material. Ahora, verlo en vivo y en directo con el anfitrión y sus invitados es definitivamente harina de otro costal.

¿¡Qué les puedo contar!? Desde la primera invitada que llegó al escenario todo fue magia, y precisamente ese turno lo ocupó una cubana que ha dejado en nosotros una huella imborrable y que por suerte regresa a los escenarios donde siempre brilló: Xiomara Laugart, quien recordando los tiempos de Yerba Buena junto a Descemer demostró que aún hay negra pa' rato.

Luego vinieron todos los demás que sí están en el disco, con algunas suplencias e los dúos por la ausencia de otros, en ese caso, cantó Luna Manzanares por Gema Corredera y Kelvis, que además de interpretar junto a Descemer su tema del disco asumió el que le correspondía a X Alfonso.

Hacer valoraciones sobre el desempeño de los intérpretes se hace realmente difícil, pues todos dieron lo mejor de sí para este DVD que recogerá, por suerte, esta noche inolvidable. Mención aparte merecen Santiago Feliú, a quien Descemer siempre reconoce como su motor impulsor en el plano de la composición y Jorge Villamizar, de la banda Bacilos, que para fortuna de todos cumplió su sueño de cantar en La Habana temas de su agrupación que el publico coreó con mucho entusiasmo.

Una noche de dúos escoltados por un respaldo musical de altura que contó, entre otros excelentes profesionales, con la presencia de Rodney Barreto, Harold López Nussa y Yaroldi Abreu. Pero, sin dudas, el mejor dúo se estableció con el público que demostró a teatro lleno cuánto puede significar una canción, interpretando las obras del disco que hace honor al apellido de este cantante y compositor cubano a quien hay que agradecer temas tan especiales.

En fin, amigos, que cierro este comentario con la certeza de que ahora mismo el corazón de todos los que allí estuvimos, orgullosamente, suena cubano.