foto: Toma videoclip "Por encima de lo conocido"

Adrián Berazaín: Un canto por encima de lo conocido

Ivón Peñalver | 12/ABR/2013

El más reciente videoclip de este joven y talentoso cantautor nos acerca a un Martí más humano

Entre los nombres que van significando referentes dentro de la actual generación de cantautores cubanos aparece Adrián Berazaín, ya no como promesa, sino como una lograda conjunción de textos inteligentes, osados y siempre vigilantes de establecer la complicidad con su público.

El Berazaín graduado de Diseño Informacional no puede alejarse de cierta visión pictórica de su contexto, la cual, de alguna manera, aparece en sus videos. Ejemplo de ello es el tema de su más reciente trabajo audiovisual “Por encima de lo conocido”.

Por encima de lo conocido”, que más que canción es un proyecto audiovisual concebido de conjunto con Mauricio Figueiral, rinde homenaje a José Martí desde una perspectiva diferente, alejada de paradigmas y frases establecidas. De ahí que el discurso visual se caracterice por una amplitud de planos que abogan por la libertad del escenario de la historia, en correspondencia con la propia libertad emocional de quienes la protagonizan.

La historia literal muestra el ascenso de un grupo de jóvenes al Pico Turquino para llegar hasta el busto de Martí, colocado a más de 1900 metros de altura. Y en la sencilla concatenación de historias paralelas —unidas en un punto común: el recorrido—, este acto adquiere un valor simbólico, en tanto representa el camino en la búsqueda de realizar las aspiraciones y los sueños de estos jóvenes. Esa idea se denota en escenas muy logradas como la entrada a las profundidades del río; el momento mismo del ascenso, con la colocación en el busto de la armónica, inseparable compañía del cantante.

Destaca una fotografía de alta definición que se introduce en las bellezas naturales de un espacio que se asume como cobija de los protagonistas y en consonancia con lo que fue una máxima martiana: el amor a lo natural. La minuciosa edición fragmenta las escenas, reforzando el estado de absoluta liberad en el que conviven los jóvenes.

El texto, más que apoyado en el decir martiano, utiliza palabras claves que coquetean con él. Para referirse a los jóvenes, aparece la expresión edad de oro; no en términos literarios sino vivenciales. Al referirse a las muchachas que se integran a la aventura, se muestran como jóvenes que no van a morirse al río, más bien disfrutan del placer de ser felices en medio de sus aguas. Y ese el espíritu de este clip: un canto al placer por el acercamiento al Julián humano, no al Martí histórico.

La nitidez en el uso de colores que interactúan entre sí, muestran el paso del tiempo, como otro efecto que ayuda a la exquisita ambientación del material. Es este, por tanto, un video que apela al disfrute de la vida en toda su expresión, en ese perfecto ejercicio de cuerpo y alma… Un canto por encima de lo conocido.