foto: Cortesía del artista

Adrián Berazaín y Mauricio Figueiral contra el Reggaetón y el Aburrimiento

Norelys Sánchez Riera | 4/MAY/2015

Nosotros somos en gran medida unos absolutos provocadores y quisimos darle un sentido a la gira mayor que el hecho facilista de interpretar nuestras canciones.

Adrián Berazaín y Mauricio Figueiral iniciaron por Venezuela su gira denominada “Rock and Roll y Carretera”, la cual lleva una carga de poesía, sonrisas y rebeldía, propia de estos compatriotas cubanos. Es así, como gracias a la esencia particular de cada cual emprendieron una lucha internacional contra el reggaetón y el aburrimiento.

Hace poco realizaron 3 conciertos, dos en Caracas (La Patana del Teatro Teresa Carreño – La Patana Celarg Altamira) y uno en Maracay (Café Caramba). El público pudo disfrutar de sus interpretaciones, ocurrencias así como lo terapéutico de su música liberadora.

Entre otras informaciones, tenemos que estos dos talentosos de la música, estando en Venezuela recibieron la noticia que los fonogramas titulados: Flores de Tequila, de Mauricio Figueiral y Si te hago canción, de Adrián Berazaín, están nominados en la categoría de Trova-Pop-Rock en el Festival CUBADISCO, el certamen más importante que existe en la isla para premiar la música cubana.

¿Qué pretenden con esta gira denominada “Rock and Roll y Carretera”?

“Rock and Roll y Carretera” más que una gira, es el reencuentro de dos viejos, aunque jóvenes amigos que han compartido estribillos, frustraciones, novias, triunfos y sobre todo una parte muy importante y convulsa de sus vidas: la de la creación. Adrián Berazaín y yo, Mauricio Figueiral, nos conocemos desde los 15 años, cuando comenzábamos ambos en el mágico oficio de convertir emociones en canciones. Hoy estamos montados en los 30 y el Rock and Roll y la Carretera nos han traído a tierra venezolana, donde no hay un día mejor que el otro en la semana para salir a rumbear, a consumir arte, degustar la noche y la vida como si se fuera acabar mañana.

Las pretensiones no son grandes… Esperamos merecer en cada concierto la oportunidad de regresar a este hermoso país por haber sembrado en el alma de quien nos escuche un sentimiento, una duda, una sonrisa, un grano de fe y de condescendencia que haga decir: ¨valió la pena venir a ver a estos dos cubanos que no se toman en serio ni sus propios problemas…¨

¿Cómo surge esa iniciativa?

La Agencia Artística Presencia, del Fondo Cultural del Alba son nuestros anfitriones en Venezuela. A ellos fundamentalmente le debemos la oportunidad de materializar esta iniciativa personal que tuvimos hace unos meses en La Habana, Adrián y yo, de lanzarnos juntos a la aventura de poner a prueba nuestros más recientes discos ante un público que en su gran mayoría nos ve por primera o por segunda vez.

¿Por qué tener una Lucha Internacional Contra el Reggaetón y el Aburrimiento?

Nosotros somos en gran medida unos absolutos provocadores y quisimos darle un sentido a la gira mayor que el hecho facilista de interpretar nuestras canciones. Intentamos que en cada tema que hacemos, durante todos estos años, haya al menos una pequeña dosis de verdadera poesía, un mensaje de fondo que ayude aligerar el peso de la cotidianidad y llamar a veces la atención sobre aspectos sociales, políticos o simplemente humanos que nos parecen importantes. En especial el Reggaetón es un género que se ha ensañado con la promoción abierta de antivalores que pueden tener un efecto irreversible en las generaciones que se forman escuchando y legitimando todo lo que allí se propone.

No se puede decir que todo el Reggaetón es corrosivo, como tampoco que otros géneros musicales o autores en particular son productivos para la sociedad… Pero sí queremos que quede clara nuestra postura al respecto. Cada obra de arte es una toma de posesión y nosotros pusimos nuestros conciertos al servicio del entretenimiento del público, pero asumiendo la responsabilidad de lo que decimos y lo que promovemos, demostrando que es posible bailar, gozar y despejar a plenitud sin necesidad de apelar a la vulgaridad ni a la vanalidad.

¿Cuál es el objetivo de la gira?

No te puedo mentir… El verdadero objetivo es disfrutar primero nosotros haciendo lo que nos gusta extensivo a quien nos acompañe en esta gira. Y en segundo lugar promover los discos que acabamos de terminar con sus respectivos videos musicales. En los links a continuación pueden acceder y compartir todo el material que he puesto al servicio de la sonrisa del pueblo venezolano.

¿Qué trae de bueno esta gira, por qué no perdérsela?

El único inconveniente de perdérsela es que no sabemos cuándo el público de este hermoso país y nosotros tengamos nuevamente la oportunidad de vernos las caras y regalar de nuestra propias manos los discos que estamos promocionando. La vida está hecha de pequeños destellos a los que algunos les llaman oportunidades. Esta es la oportunidad que gracias al buen trabajo de muchas personas queridas pudimos crear para encontrarnos. Si se repite, no será igual. Tal vez mejor o peor, pero nunca igual porque hasta uno mismo cambia. Entonces es hoy, o nunca.

Tomado de SuenaaVenezuela