foto: Conrtesía del entrevistado

Luis Najmías Jr.: "Libertad creativa ante todo"

Suenacubano | 21/NOV/2013

Valoraciones del destacado realizador sobre su experiencia, nominaciones a Lucas y el audiovisual

Luis Najmías Jr cuenta ya con más de una década de trabajo en el mundo del audiovisual musical cubano. Su experiencia y constancia están avaladas por la dirección de fotografía de 150 clips, la edición de unos 30 y la dirección de otros 15. Este realizador conversó con nuestro equipo casi a las puertas de una nueva edición de la entrega de los Premios Lucas al videoclip cubano.

Los inicios en la fotografía

Comencé a estudiar dirección de cine en la Unión Soviética a finales de los 80 aunque pronto me di cuenta de que me interesaba más la fotografía. Poco a poco me fui decantado por esta especialidad, y tuve la oportunidad de profundizar en ella pues estudié Dirección de Fotografía en el ISA y en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio.

De ahí que mucha gente me conozca como director de fotografía, aunque también he desarrollado paralelamente una carrera como editor y he dirigido algunos proyectos, sobre todo en el mundo de la música, videoclips y DVDs.

El mundo del videoclip

Recuerdo que mi primer videoclip lo realicé en el año 2000, desde entonces he podido trabajar con muchos directores, todos muy talentosos. He tenido la suerte de trabajar con Pavel Giroud en muchos proyectos. En 2001 ó 2002 realicé dos clips con él que son significativos para mí, uno fue “Arráncame la vida” de la Orquesta Sensación y el otro “Mi tumbao” de Adalberto Álvarez. Disfruté mucho los dos, y a pesar de tener diez años de filmados, sigo pensando que son grandes videos. Incluso, a mi juicio, “Arráncame la vida” es el mejor video de Pavel. Otro que hicimos juntos y me gusta mucho es “Maracuyá” de Aldo López Gavilán.

También fue muy especial el videoclip “Nalgas” dirigido por Ismar Rodríguez y Julio César Leal para Buena Fe. Fue un proyecto bien adelantado a su tiempo en cuanto a efectos visuales y la forma en que se filmó. Siento que se subvaloró un poco y actualmente se habla más de otros videoclips de Buena Fe y no tanto de este.

“Cuando vuelvo” de William Vivanco, video que codirigí con Nacho Vázquez, es otro de mis favoritos. Es un video en el que se utilizó solamente la foto fija, se hicieron 4500 fotos y luego se usaron alrededor de 1700. Resultó un trabajo sólido, bien arriesgado, con técnicas de stop motion y animación de fotos.

Me gusta mucho hacer videos con la música de Raúl Paz, con quien he colaborado en varios proyectos. Me encantó, por ejemplo, el clip del tema “Gente”, que tiene mucha energía y transmite emoción de solo verlo. Todo el mundo cuando lo ve termina sonriendo, y cuando con poco logras despertar una emoción en el público es muy lindo.

Con Manuel Ortega el año pasado hice, entre otros, el video de Arlenys Rodríguez de la canción “Que voy a hacer sin ti”, también entrañable. Trabajar con Manuel siempre es una fiesta por su talento y creatividad.

De los videos que he dirigido tengo bien presente el videoclip “Quisiera”, de Rochy, con el que estoy muy contento, pues el resultado final se corresponde completamente con lo que me propuse en él.
Cuando dirijo trato de escoger proyectos que me interesen, ya sea por el tema musical o por la visualidad que me sugiere la canción. He tenido la suerte de crear con libertad, pues los artistas con los que he trabajado me han permitido tenerla. Por ejemplo, eso pasó con Rochy, con Diego Gutiérrez y con Raúl Paz, quien defiende su música con videos bien peculiares.

Prefiero los videos de corte conceptual, aquellos que hagan reflexionar, que abran puertas; en los que se muestren asociaciones de ideas, que sean polisémicos. No todos los realizadores optan por esta tendencia y creo que es bueno, así se mantiene la diversidad.

Nominaciones a Premios Lucas 2013

Yo tengo la suerte de tener este año tres videos que dirigí nominados a los Premios Lucas. Me dio mucho gusto hacer “Negrita mía” de Jorge Luis Pacheco, que co-dirijo con Nacho Vázquez, y está nominado en Video Música Instrumental y Coral. Es una historia que transcurre en su totalidad dentro de un elevador que se transforma poco a poco en un club de Jazz. El segundo es “Una forma más” de Vocal Sampling, que co-dirijo con Enrique Carballea, un video que surge del DVD “Otra forma más”, nominado en Música Popular Bailable y constituye un clip de making, de historia del grupo; representa de alguna manera un compendio de los materiales que están incluidos en el propio DVD.

“Quisiera”, nominado a Video del Año

El videoclip “Quisiera” de Rochy lo hice como he hecho otros, sin pensar desde un inicio que pudiera ser tan reconocido. Es un clip con una gran carga conceptual. Estoy gratamente sorprendido, me da mucha alegría que el jurado haya visto algo especial en él.

Me gusta, sobre todo, que no solo lleva una aproximación al tema de la canción, sino que además incluye múltiples lecturas desde el punto de vista conceptual y formal. Está basado en una cuarta dimensión, con personajes interactuando por medio de espejos que representan la sociedad, la diversidad de la gente y los miedos internos. Cada personaje es diferente, lo cual le da pluralidad. Ellos van a “romper las barreras de lo prohibido”, como dice la canción.

Creo que fue importante tener la canción con bastante antelación al momento de filmar. Esta posibilidad no siempre la tenemos los realizadores: poder madurar las ideas respecto a un tema, pues a veces el tiempo que tenemos para analizar la letra y meditar bien en lo que se quiere lograr desde la narración y la visualidad es muy corto.

En el caso de “Quisiera” se me ocurrió la idea de utilizar los espejos para mostrar una dualidad, lo que pensamos de nuestro reflejo, pero también la posibilidad de que haya algo del otro lado. Y no sabía si encontraría espejos del tamaño necesario para filmar, la verdad que tuvimos mucha suerte.

Es un video lleno de detalles importantes que en su conjunto tributan a la factura final. La dirección de arte de Eva María Cabrera fue de gran valor, pues con pocos elementos de un diseño minimalista se logró caracterizar a cada personaje. Hubo un trabajo muy preciso en la fotografía, por la cual estoy nominado. Cada personaje se mueve en un mundo diferente, marcado por el color y el tipo de iluminación. Los efectos visuales de Víctor López, quien también está nominado, destacan también por ser elementos de diálogo, efectos narrativos para desarrollar la historia, más que para impresionar al espectador.

La edición la compartí con Ana María Hernández, lo cual fue muy provechoso por sus nuevos puntos de vista sobre el video, y gracias a esto logramos ver más allá. Una cosa curiosa es que los personajes del clip, a diferencia de lo que parece, no interactuaron entre sí durante la filmación. Son historias filmadas de manera independiente y las relaciones que se ven en el video se logran a través del montaje.

Me parece muy lindo estar nominado en la categoría de edición, porque yo creo que el montaje, más que un criterio matemático de poner muchos planos en un segundo, es lograr una asociación de planos en función de una idea o la expresión de un sentimiento. Y precisamente esto fue lo que tratamos de hacer en la edición de “Quisiera”. Lograr este tipo de cosas en la edición creo que es realmente lo más importante. La formación cinematográfica que tengo condiciona indudablemente todos los trabajos que dirijo, fotografío o edito, y me hace ver el videoclip desde una visión distinta.

No tengo ni idea de cuáles de mis nominaciones pueden salir premiadas, no puedo realizar un vaticinio al respecto, realmente, no le doy importancia a ello. Sí me alegro del reconocimiento, pero incluso los videos que no han sido nominados los quiero igual. Es lo que ocurre con “Reflejo condicionado”, el cual dirigí para Diego Gutiérrez, que me encanta, lleno de guiños para el espectador y que reflexiona sobre la ruptura de la monotonía. Me sorprendió mucho que no fuese nominado.

De igual manera tengo otras nominaciones indirectas, pues he trabajado en la fotografía de otros videos que están compitiendo en otras categorías. Esos, aunque no los haya dirigido yo, también los considero míos. Por ejemplo, en ese caso está el videoclip del tema “Te confieso”, dirigido por Manuel Ortega para Ángeles, nominado en cuatro categorías, y creo que pudo tener al menos tres nominaciones más. Es el primer clip de ciencia ficción que hago, se hizo un gran trabajo de animación y composición digital por parte de Víctor López. Está también “Fiesta Crazy” de José Rojas, un muy joven y talentoso realizador, nominado en varias categorías, incluido Video del Año.

El proyecto Lucas

Para hablar del proyecto Lucas, prefiero dividirlo en dos elementos, el programa y los premios.
El programa Lucas ha sido un gran paso para el audiovisual cubano. Y digo el audiovisual y no solo el videoclip. Ha abierto las puertas a los realizadores para hacer cosas nuevas, constituye un espacio para realizar proyectos bien interesantes, con más o menos recursos, aunque se filme en condiciones a veces difíciles. El videoclip que ha defendido Lucas es el espacio de creación donde pudieron probarse muchos realizadores que después, incluso, han llegado a dirigir largometrajes de ficción, y donde hoy los nuevos creadores se siguen probando y acumulando horas de vuelo de rodaje.

Sin embargo, desde mi punto de vista, hay insatisfacciones con la crítica que se ha hecho a lo largo de la historia de Lucas. Creo que, sin dudas, la crítica puede mejorar el trabajo de los realizadores y con ellos la calidad de los videoclips, pero siempre y cuando se haga con responsabilidad y respeto a los creadores, desde el conocimiento previo del mundo audiovisual y sus complejidades. Todo ello debe tenerse en cuenta, de lo contrario se juega con la entrega de muchos realizadores que se dejan la piel en cada trabajo. Es importante a mi juicio también la confluencia de una pluralidad de criterios y visiones, desde especialidades diferentes, ello puede enriquecer mucho la crítica.

En cuanto a los Premios Lucas, sin duda es muy bueno estar nominado, el reconocimiento siempre se agradece y sobre todo el video recibe una mayor atención del público, pues son muy seguidos, y quizás sea el mejor espectáculo del año en Cuba. No obstante, pienso que en muchas ocasiones los Premios Lucas no son consecuentes con la calidad de muchos de los audiovisuales concursantes y los criterios del jurado para nominar y premiar han sido difíciles de comprender, sobre todo para los realizadores. Aunque considero que ha mejorado en los últimos tres años, después de haber tocado fondo, aún hay videos que increíblemente quedan olvidados y esto atenta contra la seriedad y credibilidad del proyecto.

Personalmente no trabajo para los premios, pongo lo mejor de mí en cada proyecto en que participo, trato de enrolarme en videos que me aporten, y dejar siempre una parte de mí en cada uno de ellos.

Nuevos proyectos

Acabo de terminar un clip muy lindo dirigido por Léster Brito e Ilsis, con la joven agrupación DCoraSon, un video con el que estoy muy contento y que va a dar mucho de qué hablar. Estoy terminando dos DVDs, uno de Descemer Bueno del concierto ofrecido en el Teatro Mella, codirigido con Enrique Carballea, y uno de Sory en un concierto homenaje al Benny Moré por los 50 años de su desaparición física, un trabajo que tiene mucha energía. Son dos proyectos grandes que deben estar listos antes de que termine el año.

Aún nos queda mucho trabajo de este realizador por disfrutar. Tenemos la certeza absoluta de que sean o no premiados sus videos en este edición del Premios Lucas, el reconocimiento mayor, el del público, ya lo tiene ganado.