foto: Cortesía del artista

Karamba: atrevidos y a golpe de sombrero

Adnaloy Hernández Rodríguez | 11/OCT/2017

Uno de los títulos de la trilogía discográfica que pretende experimentar sonoridades y cubrir diversas zonas de mercado.

El grupo Karamba trabaja por estos días en tres producciones discográficas de manera simultánea, en las que sus integrantes pretenden experimentar con otras sonoridades como la salsa, además de cubrir diferentes zonas de mercado, entre ellas España y algunos países latinoamericanos.

“En los inicios de la agrupación, hacíamos son –cuenta su director Jorge Luis Robaina-. Más tarde, nos volvimos más rocanroleros y ahora queremos volver a esas raíces e interpretar géneros cubanos que el público no acostumbra a ver en Karamba”.

Una música popular que se puede bailar –aunque no la define como bailable-, así reconoce a la nueva apuesta musical el líder de los karamberos. “Estamos saliendo de los estereotipos y ahondando en los conceptos de la música mestiza, con guiños importantes a las tendencias del mercado latinoamericano, fundamentalmente en Venezuela y Colombia”, precisa Jorgito.

Atrevidos y agolpe de sombrero, Desahogos del 10/11/12 y Bocetos del Alma –estos dos últimos un álbum doble del sello EGREM-, conforman la trilogía de títulos que tienen entre manos en el estudio.

“El Burrito” es el tema que ocupa el tiempo y esfuerzo promocional de Karamba. A pesar de no ser de su autoría, lo hicieron suyo con arreglos muy karamberos. “En verdad, fue popularizado por el grupo cubano Yerna Buena, a finales de los años ´90.

“Quisimos retomarlo, con la intención añadida de revitalizar “Lágrimas sobre el café”. Me parece que merecía más oportunidades en los medios de difusión”, señala Robaina.

En 15 años de carrera en la música cubana, Karamba no se apresura en su discografía. Desahogos… es la quinta producción y, por primera vez, tiene historias propias –confiesa Jorgito-. Voy a cantar y contar experiencias personales.

“Por supuesto que tendrá sabor a Cuba, pero con ese aderezo –ballenato, plena, batucadas- que permite lograr sonoridades atractivas en otras partes del mundo”, prosigue.

La ansiedad de siempre tener proyectos por hacer conlleva a que se acumulen las ideas de Jorgito Karamba. “De pronto, tengo demasiado material por sacar y eso es el antónimo del mercado –aclara-. De ahí que ya tenemos también el sexto fonograma: Atrevidos y a golpe de sombrero, que nació como un pedido de la disquera colombiana Star Arsis y que saca al grupo de su zona de confort al interpretar música salsa”, declara el artista.

“De manera muy atinada escogimos el repertorio, que incluye diez canciones antológicas como “La vida sigue igual”, “Amor, amor”, “Por ti me casaré”, “Qué será de ti”, “Vivir la vida” y “Échame a mí la culpa”.

“Recurrí a siete arreglistas -jóvenes y talentosos- con el propósito de darles un aire fresco de contemporaneidad, sin perder lo clásico en cada una de ellas -explica sobre la selección-. Pretendemos grabar un DVD sin público presente para después disfrutar en casa tranquilamente”.

Antes de despedirse, Jorgito Karamba invita a la peña habitual de jueves, con sede en el café Cantante “Mi Habana”, del Teatro Nacional. En el panorama musical actual, es difícil tener un espacio recurrente de presentación donde puedes organizar un espectáculo recreativo interesante, asequible y diferente, acorde con la realidad cubana.

“Hemos diseñado que de 6:00 p.m. a 7:00 p.m., los primeros jueves de cada mes, el público pueda entrar por el precio de un peso –las personas, incluso, no lo creen-. Le llamamos “La hora de la morocota”, concluye Jorge Luis Robaina, director del grupo Karamba.

+ sobre Karamba

Más leídas