foto: Cortesía de la artista

Jessica Rodríguez y Jorgito Aragón, 22 razones para un disco

Adnaloy Hernández Rodríguez | 23/JUN/2014

Después de cerca de tres años de creación vio la luz un nuevo disco que canta al amor

Aunque el proceso de creación duró cerca de tres años, un nuevo disco que canta al amor y las relaciones de pareja recién vio la luz en la voz de Jessica Rodríguez y el talento del pianista Jorge Aragón. Ambos unieron vida personal y música en el CD 22, un número sinónimo de buena suerte.

“La anécdota detrás del nombre es un poco graciosa. Lo llamamos 22 porque nos da suerte. Jessica nació un día 22, nos hicimos novios un día 22, entre nuestros cumpleaños hay 22 días y cuando estamos en la calle o cualquier otro lugar suceden cosas extrañas en ese sentido. Por ejemplo, si nos preguntan la hora está en el minuto 22”, asegura risueño el joven pianista.

“Sé que no somos originales porque otros artistas en el mundo han titulado sus producciones con números, incluso existe un 22, pero tiene un significado especial para nosotros. Hasta ahora nos ha traído suerte”, agrega Jessica.

“El proyecto discográfico incluye obras de ambos y dos fueron compuestas en coautoría. En total son diez temas que defienden el género pop y sus variantes. También hay una bossa nova que tiene varias influencias de nosotros y de cómo empezamos en la música”, continúa.

“Las canciones reflejan siempre el amor y se basan en nuestra relación amorosa. Casi todas nacieron del cariño que nos tenemos y por eso llevan mucho sentimiento. ‘Va soñando’ abre el álbum y es la única pieza que cantamos en tercera persona, como testigos de una historia de amor entre dos individuos”, afirma Jorgito.

“Son composiciones que hicimos hace años y quisimos retomar con nuevos arreglos. Algunas son poemas musicalizados. Imagino que en un próximo fonograma empezaremos de cero y definiremos mejor un estilo”, prosigue.

“Durante la grabación, nos acompañaron buenos amigos, quienes son excelentes músicos, entre ellos, Jan Cruz (bajo), Roberto Gómez y Héctor Quintana (guitarra), José Ángel ‘El negro’ (percusión), Jeffrey Valdés y Michel Herrera (metales).

”Además de los teclados, Jorgito asumió los arreglos y la producción musical. Grabamos las voces en MB Studio, de Maykel Bárzagas, y contamos con el apoyo de los Estudios Ojalá”, expresa agradecida la joven cantante.

“Aunque no hemos presentado el disco de manera oficial, sí tocamos las canciones en diferentes conciertos y han tenido buena aceptación. Esperemos que pronto alguna disquera cubana acoja su distribución”, culmina.

El CD 22 va más allá de un simple número o una cuestión de suerte, él es fiel reflejo de la buena música que nace del amor y la amistad.