foto: Facebook Oficial

Jan Cruz y su propia paz

Marino Luzardo | 23/OCT/2015

En estos momentos estoy preparando mi segundo disco, al cual pienso llamarle Aviones de papel y ya estamos promocionando un primer sencillo, "Me haces crecer", que está gustando mucho, afortunadamente

Este jueves 22 de octubre se presenta el músico y cantautor Jan Cruz en Fábrica de Arte Cubano. Sobre su actuación en este lugar y otros temas dialogamos para Suenacubano.

Sabemos que desde hace algún tiempo formas parte de la banda de reconocidos músicos cubanos. ¿Cuánto te ha enriquecido esto para tu desempeño como solista?

He tenido la fortuna de haber acompañado a muchos artistas de nuestro país, que tienen una carrera exitosa e interesante. A todos he tenido que adaptar mi forma de tocar y eso por supuesto me nutre de cierta manera, porque cada uno tiene su propia historia y una forma particular de sentir la música. Esto me ha facilitado mucho las cosas a la hora de enfrentarme a realizar mi proyecto en solitario, creo que tengo influencias de muchos de ellos, aunque a simple vista no se note.

¿Y también nace de esa labor la necesidad de componer y mostrarte como intérprete en un escenario?

Lo de componer vino desde que me aprendí el primer acorde en una guitarra. Siempre he tratado de estar creando y muchas veces me refugio en mi música, para hablar de lo que habitualmente me cuesta un poco más de trabajo, o de las cosas que sueño o pasan a mi alrededor. Luego, ya hace 3 o 4 años, aparece la necesidad de mostrar la música, de la forma en que la siento y la entiendo, y de traer nuevas experiencias a mi mundo y tratar de aliviar el de las personas que me escuchan.

Desde el punto de vista individual tu discografía está naciendo. ¿Que caracterizó tu primer material y cómo vas perfilando el segundo?

Ya hace dos años hicimos, con un grupo de amigos, mi primer CD de forma independiente. Lo llamé Mi Propia Paz, haciendo alusión a una de las canciones, y también porque la mayoría de las composiciones nacieron de experiencias personales. Las canciones fueron compuestas por mí y tratan de temas de amor, desamor y temas sociales también.

Me siento un artista con suerte porque en mi poco tiempo como solista ya cuento con este fonograma que me ha abierto muchas puertas y también tengo cuatro videos promocionales que el público ha acogido con muchas ganas. En estos momentos estoy preparando mi segundo disco, al cual pienso llamarle Aviones de papel y ya estamos promocionando un primer sencillo, "Me haces crecer", que está gustando mucho, afortunadamente.

La promoción audiovisual también te ha servido de apoyo. ¿Cómo has vivido esa experiencia y quienes han colaborado contigo en ese sentido?

Para los videos clips me apoyado en dos de ellos con un joven realizador muy talentoso que se llama Henry García, en la parte fotográfica con el maestro Ángel Alderete y con un equipo fabuloso que convocaron ellos. Me atreví a realizarlos y creo que todos han logrado su cometido: llevar la música al público de una manera diferente y lograr que se identifique con ella.

También perteneces a la red ÚNETE que promueve la No violencia hacia la mujer. ¿Cómo valoras integrar las filas de esta noble iniciativa?

Hace un par de años estoy apoyando la Campaña por la no violencia hacia las mujeres y las niñas y hace solo unos días me hicieron artista ÚNETE oficialmente. Esto me hace muy feliz, el saber que cuentan con mi apoyo es un honor y solo me hace reafirmarme como otro eslabón para lograr nuestro objetivo.

¿Qué has preparado para tu presentación en la FAC?

Este jueves 22 haré un concierto en Fábrica de Arte Cubano a las 10:00 p.m., allí vamos a hacer las canciones del primer CD Mi Propia Paz, y estrenaremos nuevas canciones. Le daremos al público la oportunidad de llevarse el CD y los videos clips en su disco duro totalmente gratis, ya que sabemos que no todos pueden comprar la música en iTunes y otras plataformas.

Pues lleve su flash o disco duro y no pierda la ocasión de acercarse a un trabajo sincero como el que nos ofrece Jan Cruz. Sus canciones lograrán conmoverle en un ambiente agradable como el que caracteriza ese lugar donde todo, por derecho propio, suena cubano.