foto: Cortesía de Marino Luzardo

Eliades Ochoa: La historia del Buena Vista nada ni nadie la puede borrar

Marino Luzardo | 1/SEP/2014

El reconocido músico cubano refiere detalles de sus nuevos proyectos y la gira "Adios Tour" del Buena Vista Social Club

Los que conocemos a Eliades Ochoa sabemos de la entrega absoluta e inquietud, que le llevan a explorar los caminos más inusitados de la música cubana. Al enterarnos de sus nuevos proyectos no podíamos desaprovechar la oportunidad de conversar. Tomando como pretexto su visita Al Mediodía de la televisión cubana surgió este dialogo que le ofrecemos a todos los amigos de Suenacubano.com

¿Cómo ha caminado el disco “El Eliades que soy”?

El Eliades que soy me tiene bastante feliz porque si vamos a ser sinceros eso no se me ocurrió a mí, fue una idea de mi esposa Grisel, hacer un disco con el formato del Cuarteto Patria y las cosas que yo hacía en la década del '70 y buscamos todas las canciones y discos viejos para volver a recrear esa etapa de mi vida en la música. Lo grabamos en los Estudios de Santiago de Cuba y se aprovechó para grabar un documental sobre cómo se gestó el disco, que forma parte del producto completo, y me acabo de enterar que está pre nominado a los Grammy Latinos. Ya para mí eso es un premio y la verdad estoy muy contento porque es muy rico saber que lo que uno hace vale la pena. Cuando se le planteó la idea a Bis Music enseguida captaron la intención con mucho amor y cariño, no demoramos nada en terminarlo y tenemos otros proyectos que serán muy atractivos para los que gustan de nuestro trabajo.

Disfrutando de ese resultado ya estás inmerso en otro proyecto ¿cierto?

Sí. El disco nuevo que estoy haciendo la verdad no era lo que yo tenía pensado realizar, pero viendo el interés de un cantante canadiense llamado Colin Hunter que deseaba cantar unos temas conmigo, la cosa cambió. Vino a la Habana y aprovechando su deseo grabamos cinco temas juntos y creo que el disco está quedando formidable.

¿Y qué tal la base musical? ¿Cubana o foránea?

Yo trato de que la sonoridad se parezca más a Santiago de Cuba que a New York pero siempre hay cosas que halan hacia el jazz que es la línea que él defiende, en este caso marcando con el bajo el tumba'o que nos caracteriza, se produce una fusión muy interesante. Hay una canción en la que canta un fragmento en español, él hace la voz prima y yo la segunda, se llamará “Swing Cubano” y lo hemos disfrutado mucho ambos. Como te decía él tiene muchos deseos de acercarse a la música cubana.

¿Dónde se grabó?

En los estudios Abdala y quiero destacar que recibimos un trato espectacular por todos los profesionales que allí laboran. Me sentí como en casa y hay que agradecer tanta entrega por parte de ese staff maravilloso.

¿Cuáles son los próximos compromisos internacionales?

Con el grupo Patria iremos a Canadá y Nueva York para promocionar el “Swing Cubano” y también entre noviembre y diciembre vamos a México para participar en algunos festivales. Luego nos llegaremos hasta República Dominicana que allá nos están esperando pero eso ya sería para enero o febrero. Antes llegarán a Cuba unos norteamericanos con el afán de hacer un documental sobre mí, vienen primero a preparar condiciones y luego lo filmaremos. Por supuesto que grabaremos en Santiago y en todos los montes que me vieron crecer y hacerme artista.

Has estado en la gira de adiós del Buenavista Social Club ¿Qué sentimientos se apoderan de ti al vivir esa realidad?

Eso te trae alegría y tristeza, pensar que muchos entramos con cierta edad y hemos llegado a ver el fin de la presencia escénica del Buena Vista, otros se quedaron por el camino y pasaron a la eternidad como figuras inmensas de la música cubana y de esa genial agrupación. Pero una retirada a tiempo equivale a una victoria. La historia del Buena Vista nada ni nadie la puede borrar. Somos un mito que siempre estará presente y eso hay que respetarlo. Creo que no debemos insistir en lo que hacíamos en el '96 cuando arrancamos porque solo quedamos tres o cuatro fundadores del Buena Vista. Es hora de descansar y que otros tomen como referente lo que legamos. Ahora están por New York pero yo no pude sumarme porque tenía muchas cosas que hacer aquí. La despedida culminará en 2015 con la última función se haga aquí en el Karl Marx.

¿Se siente cansado Eliades Ochoa?

¡Que va muchacho! ¡Estoy como nunca!

Y eso se nota cada vez que lo tenemos cerca, resulta impresionante su derroche de talento y creatividad, recordándonos quiénes somos y de dónde venimos. Sonriente para hablar en serio y dejando muy claro su origen, este auténtico guajiro representa la esencia del criollo antillano. En cada nota que sale de su guitarra y su voz Eliades Ochoa nos reafirma que “El Eliades que es” siempre suena cubano.

 

 

Disponible en iTunes el CD El Eliades que soy