foto: habanaradio.cu

Schola Cantorum Coralina: veinte años en escena

Marino Luzardo | 26/NOV/2013

Charla con Alina Orraca, a propósito de los veinte años de esta reconocida agrupación coral cubana

No se puede hablar de Coros en Cuba sin mencionar nombres imprescindibles en el desarrollo de estas formaciones musicales. Para nadie es un secreto que la música coral cubana ha vivido un renacer impresionante dentro y fuera de nuestras fronteras. Entre esas figuras que han entregado alma, corazón y vida al perfecto acople de voces está la maestra Alina Orraca, directora de la Schola Cantorum Coralina, uno de nuestros más prestigiosos coros, que ha sabido llegar bien adentro de los que aman la exquisitez y el buen gusto. A propósito de los veinte años de la agrupación charlamos con Alina para suenacubano.com.

¿Bajo qué circunstancias nace la Schola Cantorum Coralina?

Coralina nace luego de yo dirigir el Coro de Cámara de la Escuela Nacional de Arte (ENA). Había hecho una agrupación de estudiantes que funcionaba casi como un coro profesional pero tenía que cambiar cada año de estudiantes porque se graduaban.

En el período especial me sentía muy cansada de esta situación y me encontré con Eduardo Ramos, que era mi vecino. Él habló con Pablo Milanés, quien me citó al día siguiente para proponerme crear uno de sus proyectos en la Fundación que lleva su nombre.

Pablo me pide que haga mi sueño, y pude con ello cumplir dos: uno, tener un coro profesional y otro, poder hacer un trabajo de educación musical con los niños, labor que pienso debe existir en las escuelas. Al no tener poder para llevar esta enseñanza musical a todo el país decidí hacerlo desde mi humilde posibilidad.

Por eso, nuestros niños son admitidos en cantorías sin previa prueba de musicalidad. Entendemos que la música se puede practicar, y sobre todo el canto, sin tener talento para ello. El talento está para los que van a ser músicos profesionales, pero igual que toda persona puede practicar un deporte sin ser un deportista de alto rendimiento, cualquier ser humano puede cantar y afinar sin llegar a ser músico. Así logré mis sueños de tener un coro profesional y educar musicalmente a los niños que vienen a nuestro proyecto.

¿Cómo marcar la diferencia desde el punto de vista interpretativo en relación con las demás formaciones corales?

La diferencia la hemos intentado marcar a partir de trabajar todos los estilos posibles con las características técnicas y musicales que requieren, pero sobre todo con las posibilidades interpretativas de cada estilo. Usamos movimientos escénicos, sin ser coreografías rebuscadas, cantamos con el cuerpo, intentamos sentir en cada parte de él los matices de cada obra. Con la expresión de la cara de los cantantes pretendemos conectar con el público, de modo que cada persona que asista al concierto se sienta parte y cómplice de la música que le ofrecemos y se convierta no solo en espectador sino también en parte esencial de la sonoridad que se mueve energéticamente en la sala del concierto.

Hemos estrenado muchas obras corales de diferentes compositores; Andrés Alén, Conrado Monier, Héctor Angulo, Yaniel Fernández, Mónica O'Reilly entre otros.

Durante estos años proyectamos conciertos con diferentes temáticas, como también hemos producido mucha música cubana y latinoamericana, no solo de concierto sino también música popular interpretada lo mas auténticamente posible.

¿Qué nos puedes contar de la proyección internacional que ha tenido el colectivo que diriges en estos veinte años?

Lo más representativo son los premios internacionales. Cinco premios en Tolosa, y cinco premios en Arezzo son los más significativos, ya que son dos de los seis concursos que clasifican al Gran Prix Europeo, siendo finalistas en este certamen en el 2007. También hemos sido premiados en Torrevieja, España; Miltemberg, Alemania; Trellew, Argentina; entre otros.

Hemos realizado giras de conciertos por Suiza, Francia, España, Italia, Estados Unidos, Argentina, Chile, México, Venezuela, Ecuador, Alemania, Dinamarca entre otros países.

Participamos en la segunda edición de Pollyfolia, en Francia, evento que aunque no es competitivo, para ser participante se pasa por varios análisis y tamices a niveles regionales y mundiales. Igualmente estuvimos en el Simposio Internacional de música coral que promueve la Federación Internacional de Coros.

¿Qué suceso en estos veinte años recuerdas con particular emoción?

Un hito importante en la carrera del coro fue su selección para interpretar la misa durante la histórica visita de Su Santidad Juan Pablo II a Cuba. Fuimos invitados a cantar en el Vaticano como coro principal en la Audiencia Pública y en la misa del Corpus Christi que oficiara el papa. También interpretamos la Misa de los Funerales ofrecida en La Habana tras la muerte del papa. En el año 2010 la agrupación visitó nuevamente la Santa Sede, esta vez en ocasión de la celebración del Aniversario 75 de las relaciones diplomáticas entre Cuba y ese Estado, en la cual brindamos un concierto en la Capilla de la Gubernatura. En el 2012, con motivo de la peregrinación de Su Santidad Benedicto XVI por los 400 años de la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre, Coralina nuevamente cantó en el oficio de la misa junto a la Coral Juan Pablo II de la archidiócesis de la Habana y la Orquesta Sinfónica Nacional bajo mi dirección. Han sido momentos sublimes que ahora, ante esta pregunta tuya, me vienen a la mente.

¿Cómo valoras la salud del movimiento Coral cubano?

Los coros cubanos gozan de una excelente salud, son agrupaciones con un alto nivel musical y artístico, generalmente ganadores en los concursos internacionales que participan. El movimiento de cantorías ha tomado mucho auge y ya están apareciendo coros de jóvenes provenientes de esas lides, pero el movimiento de aficionados está muy débil. Se hace necesario que existan más agrupaciones corales amateurs que permitan a la población tener un lugar donde pasar su tiempo libre haciendo música.

¿Existe algo que distinga a nuestros coros de los de otras partes del mundo?

Los coros cubanos tenemos un sonido muy peculiar, la técnica vocal hace que la sonoridad sea más perfilada. No son grupos con voces educadas en el bel canto, con técnica vocal de canto lírico, pero logramos un sonido muy especial con gran afinación y mucho empaste.

Creo que hemos sido los precursores del movimiento de los cantores en la escena. Antes los coros eran totalmente estáticos, ya en el mundo se utilizan los movimientos y las coreografías, y creo que los coros cubanos fueron pioneros en el mundo.

También estuvimos entre los primeros en cantar canciones populares y géneros bailables en el formato coral.

En materia de colaboración con otros países has tenido múltiples experiencias. Acabas de llegar de Colombia, ¿qué hiciste por allá?

Recientemente he regresado del Festival Coral Internacional Gustavo Gómez Ardila en la Ciudad de Bucaramanga. Es la segunda vez que participo en este festival, impartiendo talleres de música coral y técnica vocal. Posteriormente trabajé con el coro que lleva el mismo nombre en temas de interpretación musical.

Este año participé en el Festival D'Canto de Islas Margarita, Venezuela, donde fui la homenajeada del encuentro, siendo la primera figura internacional merecedora de tan alto honor en dicho evento.

¿Cuál consideras hasta la fecha el mayor acierto de Coralina?

Que llega a todo tipo de público por la versatilidad y el carisma que nos caracteriza.

¿Cómo celebrarán este vigésimo aniversario?

Con muchas presentaciones en varios escenarios. Además tenemos en producción el CD Oh Magnum Mysterium, con obras sacras de autores universales y también latinoamericanos y cubanos. Estamos grabando un nuevo disco con villancicos de navidad.

Felicitaciones a esta gran maestra y a la Schola Cantorum Coralina por defender desde ese formato la música que se hace en esta tierra. Voces que se unen bajo la dirección de una mujer que orgullosa puede decir en los cuatro puntos cardinales que su coro suena cubano.