foto: Rosa Marquetti

A la luz de Haydée Milanés

Suenacubano | 30/DIC/2016

Un concierto inolvidable protagonizó la artista con motivo del fin del 2016 y del décimo aniversario de su segundo disco.

Dotada de una maestría vocal y una calidez interpretativa sin par, Haydée Milanés se ha convertido es una de las intérpretes jóvenes más talentosas del panorama sonoro cubano contemporáneo. La cantante protagonizó este jueves un concierto memorable para finalizar el 2016, en el cual primó la buena música y la sensibilidad artística.

En casi dos horas de presentación Haydée hizo un recorrido por su repertorio, evocando temas de su segundo disco, Haydée Milanés en vivo, que celebró este año su décimo aniversario. La cantante interpretó obras actuales como “Palabras”, perteneciente a la producción Haydée Milanés canta a Marta Valdés.

Asimismo fueron magistralmente ejecutadas canciones de Pablo Milanés incluidas en el más reciente fonograma de la artista, titulado Amor. Haydée Milanés a dúo con Pablo Milanés, dedicado a homenajear la obra de su padre.

Canciones imprescindibles en el cancionero personal de los cubanos como: “Comienzo y final de una verde mañana”, “Amor”, “El breve espacio en que no estás”, entre otras, fueron interpretadas por Haydée y tarareadas por el público, que en más de una ocasión desbordó en aplausos la sala Covarrubias del Teatro Nacional.

Ambientado con una escenografía intimista, el concierto provocó en la audiencia momentos de mucha emotividad desde el propio comienzo. Así fue cuando Haydée invitó al escenario a la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo, quien una vez más dio muestras de su poderosa voz y carisma.

También fueron significativos los instantes en que la joven Milanés homenajeó a Carlos Varela con el clásico “Una palabra” y al siempre presente Santiago Feliú con el tema “Para Bárbara”.

El destacado cantautor Kelvis Ochoa también acompañó a la artista, al igual que los renombrados instrumentistas Aldo López-Gavilán y Jorge Aragón. El elenco de músicos incluyó al maestro Raúl Verdecia en la guitarra, José Ángel, “El Negro” en la percusión, José Carlos en la batería.

La despedida resultó un duelo de ovaciones que aclamaban más música de la intérprete. Como colofón de la velada, Haydée se entregó en los temas “De que callada manera” y “La música es la reina del amor” con esa voz exquisitamente afinada, intensa y cálida, que queda inevitablemente impregnada en la mente y el corazón de aquellos que tienen el placer de disfrutarla.

Mucha luz, paz y prosperidad deseó a los presentes Haydée Milanés para 2017, hecho que el público agradeció a su vez en efusivos aplausos. También a la luz de la cantante, a su familia y a la buena música cubana que defienden, le deseamos un próspero y feliz año nuevo.

Más leídas