foto: Petí

Adalberto Álvarez: “Uno nunca termina de aprender”

Marino Luzardo | 2/OCT/2014

El Caballero del Son valora el impacto del CD Respeto pa´ los mayores y se refiere a futuros fonogramas

Dialogar con él se hace muy fácil. Solo hay que preocuparse por llegar temprano, porque tiene una puntualidad que asusta. No puede ser de otra manera, es todo un caballero. El Caballero del Son, sostiene cada palabra que expresa con su cortesía y amabilidad. La vez anterior, en el mismo lugar, conversamos sobre su más reciente disco. Por ahí comenzamos nuestro nuevo diálogo.

¿Satisfecho con la acogida que ha tenido Respeto pa’ los mayores?

Sorprendentemente sabemos más del impacto que ha tenido el disco cuando vamos al extranjero, donde nunca me imagino que me van a preguntar por él y por sus temas, y de repente alguien nos pide algo de este material.

Estuvimos hace poco en México y fui con un repertorio de los temas más conocidos y nos tropezamos con que empezaron a solicitarnos composiciones de nuestro más reciente fonograma, Respeto pa´ los mayores. Entonces, tuvimos que cambiar y complacer esas solicitudes.

Evidentemente, el disco funciona donde quiera que lo hemos presentado y eso nos pone contentos. Aquí en Cuba, en los conciertos, la gente nos hace saber que conocen lo más nuevo del repertorio y eso se debe, en buena medida, a la difusión que ha tenido por la radio y la televisión.

¿Se considera privilegiado en la promoción y difusión de tu obra?

Creo que sí. Hemos tenido una gran respuesta de los medios masivos de difusión, que utilizan para su programación lo que el público pide y ahí estamos nosotros. Hemos llegado a las tiendas y, cuando preguntamos nos informan que el disco se ha agotado. Ahí aparece una contradicción, nos molesta que no haya y, a la vez, nos complace que la gente lo compre.

Desde el punto de vista visual, ¿cómo se ha trabajado el repertorio del mismo?

Esa ha sido una parte floja en la promoción del disco, pues hemos tenido que cumplir con muchos compromisos que nos han impedido, en gran medida, volcarnos más hacia el video clip. Hicimos uno que gustó mucho con el tema “La Lengua” y ahora vamos a hacer otro que desde el punto de vista de imagen puede ser muy simpático, inspirado en el tema de los gorditos. Lo rodaremos bajo la dirección de Alexis Oliva.

¿Qué expectativas tiene con los conciertos en Venezuela los días 3 y 4 de octubre?

Es como estar en casa. La primera vez que salí de Cuba fue a Venezuela, con Son 14 y tuvimos una acogida tremenda, al punto que mucho del repertorio de esta agrupación sigue vivo allá. Por eso, en estas presentaciones me llevo conmigo a Tiburón Morales. Compartiremos escenarios con Anacaona, Los Van Van, Isaac Delgado, La Aragón.

Serán dos noches grandiosas, una en el Hotel Maracay, y otra en el Poliedro de Caracas, todo forma parte de un evento que se llama “Cuba canta a Venezuela”. Con nosotros estarán también varios artistas venezolanos. Creemos que será algo muy bonito. Nuestra participación se dividirá en dos, una con los temas actuales y otra con los antológicos junto a Tiburón Morales.

¿Cuánto aprende Adalberto cuando comparte escenarios con otras orquestas?

Uno nunca termina de aprender. El otro día, por ejemplo, veía tocar a Ernán López-Nussa en el Café Miramar, y para mí me estaba dando una clase. Lo mismo me pasó cuando fui al concierto de Pancho Céspedes. Cada vez que voy a un lugar trato de salir con algo aprendido, que pueda aplicar después, por supuesto sin copiar ni imitar, simplemente se trata de beber de otras fuentes que te alimentan artísticamente.

¿Has pensado alguna vez en hacer un disco que reúna a los cantantes que han pasado por tu orquesta?

Pues mira que no, y te voy a robar la idea dándote el merecido crédito, por supuesto (risas). Es una tremendísima iniciativa y nunca había pensado en ella, gracias por eso. Pienso que sería algo hermoso trabajar con cantantes que se dieron a conocer en mi orquesta y hoy son intérpretes reconocidos, como el mismo Tiburón, Valentín, Aramís, Coco Freeman, Baloy, Rojitas, sería muy interesante revisitar los temas que ellos popularizaron en sus voces y en un momento determinado nos acercaron más a nuestro público.

Desde hace varios años estás al frente del Festival Matamoros Son. ¿Qué características tendrá en este 2014?

Será como siempre: una fiesta, en esta ocasión dedicada al aniversario 120 del natalicio de Miguel Matamoros, a los 500 años de Santiago de Cuba, que se cumplirán en el 2015, y al 95 cumpleaños de Benny Moré. También habrá espacio para rendir homenaje a Formell.

Te puedo contar que además de las agrupaciones santiagueras, estarán Pupy y los que Son Son, La Original de Manzanillo, Cándido Fabré y, por supuesto, nuestra orquesta. Nos interesa mucho que Santiago tenga chance de mostrar sus potencialidades en el son, por eso a veces no queremos llenar la cita de agrupaciones de alcance nacional. Habrá evento teórico y será lugar propicio para intercambiar experiencias.

Ya que mencionaste a Formell, recuerdo que escribió las notas de Respeto pa´ los mayores. Irán con Los Van Van a Venezuela y él no estará ¿Cuánto has sentido su falta?

Mucho. Con la piel de gallina ahora mismo te cuento que la última gira a Venezuela la realicé con Los Van Van, y Formell y yo no nos separamos ni un instante, parecíamos dos hermanos, porque nos buscábamos para todo, hasta para ir a comer, y nos cuidábamos la dieta mutuamente.

Estando allá surgió la idea de hacer un concierto que quedara registrado, donde mi orquesta tocara temas de Los Van Van y viceversa, cada agrupación con su estilo y los arreglos concebidos al efecto por nosotros. Fue algo que nos entusiasmó sobremanera y no creo que tenga ahora mismo mucho sentido hacerlo, porque me pondría triste. Cuando llegue a Venezuela lo voy a extrañar cantidad. Imagínate, estaremos en el mismo hotel de la vez pasada y le veré en cada rincón.

Nunca olvidaré que el día que falleció yo salía para Estados Unidos y no pude estar en sus honras fúnebres. A él dedicamos nuestras presentaciones en ese país. Sus palabras para mi disco, que ya tenían un valor incalculable, alcanzaron para mí otra dimensión. Te confieso que al llegar a Estados Unidos releí lo que escribió y lloré.

¿Qué otro proyecto discográfico puede aparecer en el futuro?

Estoy preparando para el año que viene un material que me tiene ilusionado. Tal vez no para disco, pero sí para hacerlo en vivo. Acabamos de realizar en México un concierto donde acompañamos a cantantes que nada tienen que ver con la banda, como Haydee Milanés, David Torrens, Polito Ibáñez, Kelvis Ochoa y Carlos Varela.

Fue una experiencia linda y queremos repetirla en el Karl Marx. Sabemos que llevará tiempo pero lo haremos con muchos deseos y el público lo va a agradecer.

Agradecido también quedó nuestro equipo ante la gentileza de este hombre que cada día parece más joven. Tal vez su fuente inagotable de juventud se encuentre en la manera que tiene de asumir la vida y entregar el arte. Cuando habla es inevitable unir en nuestra mente la música de su orquesta con sus palabras. Cada frase parece respaldada por ese tumbao que lo distingue y que a través del tiempo, siempre, suena cubano.

 

Disponible en iTunes CD Respeto pa´ los mayores