foto: Tomada del Facebook del artista

Piloto automático, un disco diferente en la carrera de Diego Gutiérrez

Adnaloy Hernández | 27/NOV/2019

El álbum será presentado al público durante un concierto el 29 de noviembre en el Café Cantante

La diferencia fue el primer desafío que se impuso el cantante y compositor cubano Diego Gutiérrez cuando decidió emprender el tercer disco de su carrera en la música cubana.

Como máxima expresión de su libertad espiritual y creativa nació Piloto automático, el cual presentará en concierto el próximo 29 de noviembre, a partir de las 6:00 p.m., en el Café Cantante “Mi Habana” del Teatro Nacional.

Aunque el predecesor, Palante el Mambo, es todavía un disco vivo –ganador del Premio Cubadisco y nominado en la categoría Fusión Tropical en los Grammy Latinos-, para qué esperar a lanzar otro, totalmente distinto, con canciones más pausadas y personales.

“Es muy introspectivo, reflexivo y entrañable, diseñado para escuchar -asegura el autor-. No creo que sea denso. Simplemente algunas canciones tienen un peso sentimental y emotivo muy grandes. Existe una coherencia especial entre ellas y cuentan innumerables historias, de manera que cada persona que las escuche se sentirá reflejada.

“Me gusta experimentar, ponerme retos, porque eso mantiene viva mi curiosidad –prosigue-. Entre mis producciones existen marcados cambios estilísticos, genéricos y tímbricos. Más que continuidad, Piloto automático es una ruptura con los anteriores, De cero y Palante el mambo”, explica.

Pareciera que el diez es un número de suerte, pues otra vez un fonograma de Diego Gutiérrez contiene esa cantidad de temas musicales. En esta ocasión fueron escogidos algunos más antiguos y otros más cercanos en el tiempo.

“Tiene un poco de todo –asegura-. Hay un vals-ranchera que se llama “Las leyes del tarot”, que dediqué a mi esposa. Incluimos una bachata, “La casa se vuelve contra mí”, que comparto con ese grandísimo músico cubano que es David Torrens. Le da un toque muy especial con su voz”.

Confiesa que pensó nombrar el fonograma Como antes, pero luego escogió Piloto automático como título, más acorde a sus propósitos con el álbum: “proponer, jugar y dejarse llevar. Paradójicamente, no es una vuelta al pasado y sí una mirada al futuro”, precisa.

Consciente de la importancia del trabajo en equipo, Diego agradece orgulloso a los principales cómplices de Piloto automático. En primer lugar, la producción del guitarrista Emilio Martiní, a quien reconoce como “un genio musical”, quien convocó a selectos instrumentistas como Gastón Joya y David Fayas, en el contrabajo, Jan Cruz en el bajo eléctrico y al quenista argentino Rodrigo Sosa.

También Gutiérrez agradece de manera especial a Merlin Lorenzo, compañera de vida y de sueños, una de las ingenieras de sonido del álbum.

Bajo el sello discográfico EGREM y con el Café Cantante como escenario perfecto para el concierto, usted podrá encender su “piloto automático” y dejarse llevar por este, un disco diferente en la carrera de Diego Gutiérrez.

 

Ver más detalles de este artista en el siguiente video: