foto: Top Cubano

Alba, Laura y Carlos, con Cuba en el corazón

Adnaloy Hernández Rodríguez | 15/JUL/2019

Las impresiones de los cantantes españoles, luego de conocer a sus músicos y a su gente.

Luego del Festival de Música Alternativa Ciudad del Mar 2019, celebrado en la ciudad de Cienfuegos del 4 al 7 de julio, ya nada será igual en las vidas de los cantantes españoles Alba Gil, Laura Rubio y Carlos Torres.

Con alegría recibieron la propuesta de viajar por vez primera a Cuba pero, en ese entonces, no pudieron imaginar que aquí dejarían parte de su corazón y se llevarían de vuelta a casa el del público cubano, que les conoce y les admira gracias al concurso de interpretación La Voz España.

Laura

Laura lleva el protagonismo. Es espontánea, risueña y disfruta mucho bailar. Pudiera afirmarse que algo de buen cubano lleva en la sangre. Cuenta que no esperaba una invitación como esa. “Estaba en mi casa cuando recibí una llamada, muy grata, para anunciarme que podía participar en el Festival de Música Alternativa Ciudad del Mar.

“Acepté al instante porque tenía un montón de ganas de visitar Cuba –confiesa-. Estamos muy contentos, se han superado por diez mil las expectativas”.

Desde pequeña le gusta mucho la cultura latina. “La salsa, el merengue y ese son maravilloso que tienen los cubanos. Creo que de Cuba sale toda la influencia de géneros como el jazz y el soul. Es la base de la música del mundo”.

Entre los músicos cubanos asegura escuchar a Silvio Rodríguez y a Polo Montañez. “Qué privilegio visitar su casa en Las Terrazas, Pinar del Río”.

A pesar de mezclarse músicos de aquí y de allá, Laura agradece esa conexión especial que sucedió desde el principio. “Esa buena energía se nota en el escenario. Es un placer compartir con ellos, que son tan queridos aquí y que, a su vez, nos quieran a nosotros tanto”.

Alba

Alba, aparentemente más tímida, de pronto se desborda en palabras y emociones que impresionan y sorprenden. “Me llamaron y la verdad que ni escuché qué venía detrás. Solo pensaba: Me voy a Cuba. No sé si pa´ bailar o pa´ cantar pero, me iba a Cuba”, recalca.

Sobre la empatía espontánea con los músicos, siente que “fue llegar, presentarnos y como si nos conociéramos de toda la vida”. Además de Jorge Luis Robaina, Nassiry Lugo, David Blanco y Adrián Berazaín, ella resalta el trabajo de los instrumentistas, quienes aprendieron y les acompañaron en los más diversos repertorios.

“Son unos niños maravillosos, gente muy trabajadora y talentosa. Desde el primer ensayo todo salió perfecto. De veras, les queremos mucho.

“Ya hemos soltado unas lágrimas porque no nos queremos ir de aquí. Es brutal el cariño que nos ha dado la gente. Considero muy impactante salir de tu país, cruzar todo un océano y que, al otro lado, la gente te reconozca y te trasmita tanta admiración”.

Carlos

Carlos es el puro flamenquito que trae al recuerdo esa mezcla de Cuba y España. Siempre amable, siempre sonriente.

“Viajar a Cuba no estaba en mis planes –comenta, todavía con parte de asombro-. Ha sido un placer estar en su país, conocer a sus músicos y a su gente. Lo más importante es que me llevo en el corazón a cada persona que he conocido, a los artistas que defienden con tanto cariño la música cubana”.

¿Y después del Festival de Música Alternativa?

De este tipo de eventos, a los que ya tiene acostumbrado el Grupo Karamba y su equipo de producción, siempre se derivan nuevos proyectos y colaboraciones musicales.

Muy pronto, el público disfrutará de la unión audiovisual de Jorgito Karamba juntos a los invitados españoles, a través del tema “Cómeme”. El clip fue grabado en la piscina del emblemático Hotel Jagua, que les hospedó durante los días que duró el Festival de Música Alternativa Ciudad del Mar.

Laura pone broche de oro a esta entrevista con unas palabras de agradecimiento: “A los músicos, gente increíble primero como personas y luego como artistas. A nuestra oficina Omnia, por traernos. A Jorge y la disquera Egrem, por invitarnos. Al público de las ciudades que visitamos. Gracias por el apoyo y por recibirnos de manera tan cariñosa y familiar”.