foto: suenacubano

Manolito Simonet: "Hay que respetar al bailador"

Marino Luzardo | 7/NOV/2014

El director del Trabuco comenta su participación en Womex y menciona próximos compromisos internacionales

Hace unos días supimos con beneplácito que Manolito Simonet y su Trabuco estarían en Womex la más importante feria profesional de world music del mundo, según la UNESCO, que este año tomó por asalto a Santiago de Compostela, España. A su regreso, conversamos con el maestro y nos contó:

"Fue una experiencia definitivamente increíble. Teníamos referencia de lo que era, pero la realidad supera todas las expectativas. No es solamente un evento en función de la discografía del mundo, también allí tienes la posibilidad de intercambiar con todos los promotores que distribuyen la música en cualquier parte del orbe.

"Además, fue maravilloso estar con las dos disqueras que han promovido mi música, EGREM y Bis Music. Compartimos el mismo stand y también estuvimos muy cerca de En Directo, la disquera que nos ha promovido internacionalmente durante los últimos diez años".

También hizo referencia a futuros compromisos internacionales…

"Partiremos próximamente junto a Van Van para Cali, Colombia, a participar en la Feria de esa ciudad, que se dedicará este año a la figura de Juan Formell.

"Imagínate qué honor viajar con Van Van a rendir tributo a uno de nuestros más grandes músicos. Creo que viviremos momentos inolvidables, y ojalá nuestro trabajo sea recibido con el mismo amor que lo entregamos".

Al preguntarle cuál era la fórmula para que el Trabuco permaneciera en el lugar que hoy ocupa dentro de la música cubana afirmó sin reparos:

"Creo que la clave del éxito está siempre en respetar al bailador, que es nuestro principal destinatario. Saber lo que necesita, estudiar al público que nos sigue. No dejarse llevar por tendencias externas, sino ser fieles a nuestra esencia como cubanos y como agrupación. Solo así se logra que el público te reconozca y acepte. Hemos tenido esa fortuna pero ha sido sobre la base de mucho trabajo, te lo aseguro".

Y así será siempre. El Trabuco no descansa. Por estos días celebra sus 20 años, el punto de partida para seguir adelante y representarnos en cualquier plaza del mundo, con la seguridad de que su ritmo suena cubano.