foto: Cortesía de la entrevistada

Aymée Nuviola en la intimidad

Marino Luzardo | 30/MAY/2014

El disco En la Intimidad, de la talentosa cantante cubana, fue nominado a la edición de Cubadisco 2014

Los que pasamos de cuarenta años tenemos en nuestra memoria el grato recuerdo de un programa que fue la carta de presentación de algunos que hoy son relevantes figuras de la música cubana. En una de sus ediciones vimos llegar y triunfar a un dúo integrado por dos hermanas de personalidades diferentes pero que al unir sus voces reafirmaban la magia de la interpretación. Me refiero al programa Todo el Mundo Canta y a las Hermanas Nuviola, Lourdes y Aymée, quienes desde hace algún tiempo residen fuera de Cuba.

En la Intimidad es el título del disco de Aymée nominado a la más reciente edición de Cubadisco 2014. Fue este el pretexto para establecer un diálogo, que no por ser electrónico resta calidez a las respuestas de esta inteligente y seductora mulata.

¿Cuándo se dieron cuenta las Nuviola de que podían cantar a dúo?

Las Nuviola nos dimos cuenta de que podíamos cantar juntas desde muy pequeñas. Mi madre, que en paz descanse, me mostró el mapa musical para hacer segunda voz, y nos llenó de amor por la música, por la composición y el canto. Así que, siendo aún niñas comenzamos a cantar canciones de la trova tradicional principalmente, así como composiciones de mi madre y mi padrastro. Íbamos a las Casa de la Trova, a las actividades públicas de la cuadra e invitaciones de amistades que disfrutaban de nuestro arte; pero nuestro mayor escenario fue la sala de nuestro propio hogar, siempre con las ventanas abiertas, en el corazón de La Habana. ¡Mi bella y querida Habana!, por donde el barrio entero desfiló y fue testigo de nuestro comienzo en el mundo del arte.

¿Qué las hizo presentarse en un programa como Todo el Mundo Canta y qué recuerdos tienen de su participación en él?

Mi madre fue quien nos embulló y nos preparó para que participáramos en el programa. La idea inicial era que yo acompañara a mi hermana Lourdes al piano y que ella se presentara como solista, pero al abrir el programa la posibilidad para agrupaciones vocales, pues decidimos presentarnos como dúo, y hoy día creo que fue una brillante decisión.

Participar en este certamen fue un tremendo gozo, un gran descubrimiento de talentos, de posibilidades, de grandes amistades que todavía hoy perduran, de lágrimas, de muchos momentos de tensión, de desengaños; en fin, todo lo que acarrea una competencia. Aprendí mucho no solo del canto y de la música, también de la vida y de las personas, y me dio la posibilidad de experimentar por primera vez la fama y su precio, así como el cariño del público.

Luego de trabajar juntas como dúo comienzan a formar parte de Pachito Alonso y Los Kini Kini ¿Qué representó para ambas vincularse a una agrupación musical como esta?

Incorporarnos a trabajar con Pachito Alonso en su orquesta fue, primero que todo, un gran reto, ya que incursionamos en un género que no hacíamos hasta ese momento: el son y la música bailable en general. Nos obligó a proyectarnos para grandes escenarios y un público numeroso. Fue una escuela que nos formó. Con él actuamos en todos los lugares importantes de Cuba y de muchos países, conocimos y alternamos con grandes artistas. Fueron diez años de intenso trabajo que significaron una formación integral en nuestra carrera.

Después deciden ambas vivir fuera de Cuba. En tu caso particular, ¿cómo ha sido el hacerte de un nombre y lograr reconocimiento fuera de tu tierra?

Bueno, cuando me establecí en Costa Rica lo hice con la esperanza de abrir nuevos caminos en mi música, pero nunca fue un plan la emigración. Así que comencé a trabajar en ese país, al que le agradezco inmensamente que me abriera las puertas, sin que nadie me conociera, excepto muchos de los cubanos residentes allí. Cuando comienzas en un lugar te vas dando cuenta de cómo funcionan las cosas realmente, y supe a medida que transcurrían los días que necesitaba tiempo para lograr lo que anhelaba o, al menos, para convencerme de que ahí no lograría mi objetivo. Es comenzar de cero en cada sitio donde pisas, porque si no has tenido una proyección internacional como es debido, lo que sucede dentro de una localidad o país, pues ahí se queda. Así que ha sido muy difícil el camino, pero muy interesante.

Mi idea siempre fue establecerme en algún lugar desde donde pudiera desarrollar mejor mi carrera, y es lo que he hecho. La preparación que uno tenga juega un papel fundamental en esto, mientras más posibilidades tengas de desdoble o versatilidad, mucho más ancho será tu espectro para desenvolverte, y, en mi caso, el hecho de tocar el piano, de haberlo estudiado, de ser músico, me ha servido de mucho. Gracias a que nunca he puesto un stop a mis posibilidades como artista, hoy en día no solamente trabajo como cantante y músico, sino que también he sido reconocida como actriz y tengo grandes planes en este momento dentro del mundo de la actuación.

¿A quiénes agradeces el poder seguir viviendo para y de la música?

A Dios agradezco todo lo bueno y positivo que ha pasado en mi vida, entre ellas el poder vivir para y de la música, el haber sobrevivido a todos los cambios, peripecias y avatares que trae la vida en su propio devenir, sin que uno mismo se lo proponga. Dios ha usado tremendamente a personas que nunca sospeché, y estas pudieron aportar a mi vida y mi carrera con la magnitud que lo han hecho. Fue conocer a Dios y aceptarlo en mi corazón lo que realmente cambió mi alma, y me sigue ayudando a mantenerme viva en todo el sentido de la palabra.

Agradezco inmensamente a mi madre que me inyectó el amor por la música y a hacerla con excelencia, a cada maestro que tuve durante todos mis años de estudio en Cuba y fuera de ella, a mentores como Miguel Paterson, el ICRT, Vicente Rojas, Jorge Luis Pacheco y muchos otros que nos guiaron desde el principio. Colegas como Amaury Gutiérrez , Oscar de León, Rey Ruiz, Paulo FG , David Calzado , Manolito Simonet, Chucho Valdés, Gonzalo Rubalcaba, Ed Calle, Ángel Arce, Raúl del Sol , Bayron Ramos, Orlando Guanche, Rayner Marrero y Pachito Alonso. Productores como Sergio George, Omer Pardillo, Jorge Ferro, Fabio Díaz, Vilela, Alberto Aira, Gilberto Dihigo y otros, que quizás no mencione pero igual les agradezco.

Pero muy en especial a mi esposo, productor y manager, Paulo Simeón, quien ha llegado a mi vida para dar nuevos bríos a mi existencia y a mi carrera, juntos adoramos a Dios y caminamos por el sendero del buen arte que cada día se hace más angosto. El disco En la Intimidad, que obtuvo nominación al Cubadisco, así como todos los videos que se hicieron alrededor de esta producción, son dirigidos y producidos por él. Gracias, Paulo, por tu amor, tu tiempo y tu entrega; te amo.

Por razones conocidas, muchos jóvenes hoy en Cuba no saben acerca de tu trabajo y solo te han visto en programas de TV en algunas apariciones. ¿Cuánto puede dolerte ese silencio?

Bueno, en este caso lo doloroso no es el silencio en sí, porque a muchos artistas les puede suceder en un momento equis de su carrera. Lo doloroso es el no entender el motivo por el que has sido silenciado. Yo salí de Cuba por primera vez siendo adolescente, y cuando decidí establecerme fuera de Cuba tenía casi 30 años, o sea, que no fue una decisión tomada de un día para otro.

Cuando dejamos nuestra casa , nuestro hogar y nuestros padres para hacer nuestra propia vida, no los estamos traicionando, ni tampoco estamos echando por tierra todo el esfuerzo que ellos pusieron en nuestra educación y cuidado, y mucho menos estamos siendo mal agradecidos con los que nos dieron, por demás, la oportunidad de nacer, simplemente es normal que llegado el momento si es nuestra voluntad volemos con alas propias, e igualmente sabemos que si no nos va bien, o simplemente extrañamos siempre vamos a ser recibidos gratamente.

De igual manera sucede con la patria, nacemos en un país, pero no estamos obligados a vivir y morir en él, tenemos todo el derecho de hacer lo mismo que hacemos con nuestros padres, con nuestro hogar, donde fuimos criados. Llegado el momento, si es nuestra voluntad, levantamos el vuelo. Así que si el motivo del silencio ha sido el haber decidido vivir fuera de Cuba, cosa que me parece muy evidente, pues es vergonzoso y doloroso.

¿Cómo valoras la nominación a Cubadisco 2014?

Me parece un gran paso de avance que empiecen a reconocer dentro de la isla a los artistas que con mucho esfuerzo hemos seguido una carrera fuera de ella sin dejar de representar en todo momento a nuestro país. Para mí ha sido una de las grandes satisfacciones que me ha traído esta producción En la Intimidad.

¿Qué distingue este material de tus dos fonogramas anteriores?

Se distingue porque es un alto en mi carrera, un mirar hacia dentro de mí misma. Está compuesto por doce canciones de mi autoría y un bonus track de Reynaldo Fernández, donde yo toco el piano y canto a dúo con mi hermana Lourdes Nuviola. La canción es el género predominante, entre ellas una titulada “Me equivoqué”, que compuse junto a mi paisano Rey Ruiz, también incluye una bachata cantada a dúo con el cantante venezolano Rafael "Pollo" Brito y tres salsas. La balada pop, el jazz, la trova, el feeling; todas estas sonoridades se entremezclan de una manera muy especial. Los productores musicales Ángel Arce (Pututi) y Raúl del Sol, hicieron un trabajo magistral en esta producción que tantas puertas me ha abierto gracias al ingenio, el profesionalismo y amor de su productor.

¿Cómo ha sido recibido por el público que te sigue allá?

Este disco ha sido recibido de manera fenomenal, siendo una música tan diferente a lo que vengo haciendo públicamente por años, la gente ha entendido este mensaje, lo agradecen sobremanera, y no solamente acá en Miami, también en México, en Colombia y Venezuela. Ciertamente esto me hace muy feliz. Uno de los temas mejor recibidos por el público ha sido “Ya no creo en ti”.

En los últimos tiempos algunos cubanos que han hecho carrera fuera han regresado ante el público de Cuba, ¿aspiras a estar de nuevo algún día entre nosotros en un escenario?

Creo que es una deuda pendiente que tenemos Cuba y yo. En algún momento se tiene que dar este encuentro y solo le pido a Dios que sea él quien determine cuándo debe ser el tiempo perfecto para que ambas partes lo disfrutemos. Sé que todavía tengo seguidores en Cuba, que se han sumado más a raíz de esta producción nominada al Cubadisco 2014 y difundida en la radio cubana, así que no creo que demore mucho.

Cuando piensas en eso, ¿qué sentimientos se apoderan de ti?

Pues a los sentimientos cuando de Cuba se trata no se les puede dejar que se apoderen mucho de uno porque pueden ser tóxicos en algunos aspectos. Así que es mejor no pensar, dejar que las cosas fluyan y confiar, como te dije anteriormente, en que Dios todo lo va a poner en perfecto orden. No obstante, siempre es excitante pensar en el reencuentro con una parte del público que te vio surgir como artista y que calladamente te ha echado de menos, pero que cuando ha tenido la oportunidad y me han visto caminando por una calle de La Habana se me han acercado y me han dicho: “Nuviola, se te extraña por aquí”.

¿Te gustaría venir sola o con tu hermana Lourdes y tu sobrina Paola, a quien conocemos por La Voz Kid?

Me gustaría que pudiéramos ir en familia. Caminar al lado de mi hermana Lourdes como en los viejos tiempos, del brazo de mi esposo andar la Habana Vieja y tomarnos un trago sentados en algún bar; enseñarle a mi sobrina la casa donde nací, las escuelas donde estudié, mi barrio y los lugares donde nacieron mis sueños; dibujarle en su imaginación los lugares y las cosas que ya no están, como El Caballero de París, el carrito del helado y el cinecito; caminar por la acera del muro del malecón huyéndole a los olas, para finalmente dejarnos empapar por una de ellas; y un sábado en la noche, a teatro lleno, las tres juntas…, cantar.

Con el mismo amor con que respondió cada una de mis preguntas, leí letra por letra enviada desde la otra orilla. Nos queda la satisfacción de saberla presente a través de su música aquí en la tierra que la vio nacer como persona y como artista. La isla que un día la vio alejarse, pero solo geográficamente. Más allá de la distancia, esta mujer nos llega En la intimidad, un disco que no he tenido la dicha de escuchar, pero estoy seguro de  que, por los cuatro costados, suena cubano.