foto: Tomado de Internet

De París, un caballero

MARINO LUZARDO | 14/ENE/2013

“El Caballero de París: El musical de Cuba”, nuevo espectáculo con música original e inédita de Descemer Bueno y Kelvis Ochoa y coreografía de Eduardo Blanco

A partir del día 17 de enero, el Teatro Karl Marx propone “El Caballero de París: El musical de Cuba”. Esta entrega cuenta con la música original e inédita de Descemer Bueno y Kelvis Ochoa y la coreografía corre a cargo de Eduardo Blanco, a quien conocemos por su incansable labor en el Ballet Nacional de Cuba.

En conversación con Descemer Bueno y Eduardo Blanco, ambos hicieron referencia a la magia con la cual se había concretado esta iniciativa y al preguntarles por el guión respondieron al unísono que se debía por entero al espíritu del Caballero.
 
Entre danzas y canciones quedará expuesta ante el público la forma que adopta para estos creadores la figura del Caballero de París, especie de quijote antillano que ha sido uno de los personajes más pintorescos del entorno habanero.

Danza Contemporánea de Cuba, bajo la dirección de Miguel Iglesias, tendrá la responsabilidad del movimiento, en una historia donde el gesto adquiere especial dimensión, para transmitir toda la gama de sentimientos y conflictos que aparecerán en la escena.

Mención aparte merece la presencia de Kelvis y Descemer junto a su banda durante toda la obra, por lo que de alguna manera esta interacción con los bailarines ofrecerá un dinamismo muy particular al musical, que estará durante dos fines de semana en el teatro de los grandes acontecimientos.

“Es la primera vez que compongo para un musical, he hecho mucha música para cine pero esto es diferente y viene siendo la realización de un viejo sueño —comentó Descemer y añadió—: La posibilidad de que nuestros temas hayan sido coreografiados por Eduardo y bailados por Danza Contemporánea nos llena de placer. Hemos trabajado fuerte y sé que será un buen regalo para el pueblo, sobre todo para el capitalino, porque el Caballero y su historia siguen rondando las esquinas de La Habana y aquí cada cual tiene su Caballero de París”.

El diálogo De Tarde en Casa terminó recordando que en plena temporada, específicamente el 19 de enero, Descemer Bueno y parte del elenco de esta puesta actuarán, luego del teatro, en la Tropical, en una entrega más masiva del disco Bueno que fuera presentado oficialmente hace unos días en el Mella.

Para los que vimos alguna vez al Caballero de París resultará sumamente atractivo acercarnos a este hombre a quien recordamos, en medio de su dulce locura, con el gesto amable y cortés, como todo caballero. Ningún rincón de La Habana le fue ajeno, en todos hallaba cobija para detenerse junto a sus tesoros, esos que compartía con los transeúntes, sonrisas de por medio. Los restos de este ilustre caballero descansan en el Convento de San Francisco de Asís. Desde esos maravillosos predios caminará su alma para iluminar cada función. Llegará despacio y usted se dará cuenta al sentir en el silencio de la sala unos pasos, cuyo andar cansado de tanto recorrer la ciudad que lo adoptó, también suena cubano.