foto: Tomada de su Facebook Oficial

DCoraSon: música cubana y de corazón

BÁRBARA S. NOVOA | 1/ABR/2013

Vicente Alejandro, voz líder y director de la joven banda DCoraSon, y el tresero y arreglista Yibran Rivero en exclusiva para Suenacubano

DCoraSon ya es un proyecto único e irrepetible, con vida propia. Dos de sus integrantes, Vicente Alejandro, voz líder y director de la banda, y el tresero y arreglista Yibran Rivero, así lo confirmaron en exclusiva para este sitio.

Vicente Alejandro: A los 17 años en la ENA ya hacía mis temas. En segundo año se los mostré a Yibran y comenzamos hacerlos juntos, luego tomamos rumbos distintos. Pero en un punto determinante nos reencontramos en la agrupación Aceituna sin Hueso. Así fue como conocimos a otros amigos hasta conformar este equipo de cinco, retomamos aquellas canciones de antaño y decidimos presentarnos a una audición para pertenecer a una empresa. Aunque no fue fácil porque eran momentos muy complicados, nos aprobaron, así logramos el primer paso, y aquí estamos.

Yibran Rivero: La propuesta se caracteriza por no dedicarnos a un género específico, o sea, la gente no puede decir que DCoraSon hace son u otro género, porque es cierto que retomamos géneros pasados pero con propuestas más frescas; son canciones actuales, que hablan de amor, crónicas sociales; desde un punto de vista joven, porque es lo que somos; reflejamos todo lo que sucede en la realidad. La música nuestra es variada… es bastante versátil, puedes encontrarte desde las influencias de un son, temas caribeños, un reggae, pop.

Vicente Alejandro: DCoraSon bebe mucho de la nueva trova, de Silvio Rodríguez, y llega por otro extremo a la música de Matamoros, María Teresa Vera; así, las preferencias de cada uno de los integrantes del grupo inciden también en los arreglos que se hacen finalmente. Todo lo que hacemos es canción de autor, en este caso son temas de mi autoría. En el disco que vamos hacer ahora ya Yibran tiene temas inéditos incluidos en el mismo.

Lo cubano está implícito en la formación de cada cual, por ejemplo yo aprendí mucho del Yibran, específicamente de la música tradicional que tanto le apasiona. Creo que todo parte de la canción misma, desde la letra y la música, a partir de eso se adorna, se piensa en el género que se desea hacer. Utilizamos elementos del changüí, del pilón, del son; aunque vayamos hacer una canción de amor. Se maquillan esos temas, y al final puedes hablar de amor y hasta tocar aspectos de crítica social; creo que con la música puedes lograr todo lo que te propongas y eso es lo que tratamos de hacer hasta hora.

Yibran Rivero: Aparte de las letras, además del sentido y picardía que llevan, como característica del cubano, a veces los instrumentos te dan esa cubanía, como el tres, instrumento autóctono que le imprime ese sentido.

Vicente Alejandro: Tratamos de aportar un granito de arena más a la historia de la música que es muy grande y rica, inmensa. Sencillamente, somos deudores de grandes figuras como Matamoros, Ñico Saquito, el Guayabero. Tratamos humildemente de dar nuestro sello a ese gran diapasón de la música en Cuba, con temas como “El Botero”, “Vivir soñando”, “Ciento por ciento”; en todos lo criollo está implícito, aunque sea un pop, porque lo cubano está en la sangre.

Yibran Rivero: Pretendemos que, aunque pasen todas las corrientes extranjeras que pasen, la música cubana siga cultivándose.

Si les buscas, encontrarás su particular forma de interpretar en el Pepito's Bar, tal vez en el Bertolt Brecht o en El Sauce. Quizás decidas visitarlos en su espacio fijo de cada sábado, en el Patio Amarillo de ARTEX, a un costado de la Iglesia de la Catedral, en La Habana Vieja.

Son cinco chicos con un repertorio cada vez más directo y comprometido con el arte joven, por eso creo que valdrá la pena seguirles la coordenadas, porque hay mucho por decir, tan alto y claro como lo permita la música que regalan que, desde aquí, sigue sonando cubana y de corazón.