foto: Portada del CD Menos Mal

Idania Valdés: “Soy una mujer afortunada”

Marino Luzardo | 5/JUN/2014

La joven intérprete logró con su primer disco como solista el premio de cancionística en el Cubadisco

Para todos resultó de buen agrado conocer que la joven intérprete Idania Valdés con su primer disco como solista Menos mal se llevara el gato al agua en el apartado de cancionística en la más reciente edición de Cubadisco. Ya habíamos prometido regresar para hablar de esta producción y, a raíz del premio, nacieron las preguntas para acercarnos a ella personal y profesionalmente.

Pudiera parecer obvia la respuesta pero, ¿hasta qué punto el ser hija de Amadito Valdés definió tu camino por la música?

Marino, mis padres, son mi mayor inspiración. Su educación y dedicación hacia mí han sido definitivas, y específicamente a través de la figura de mi papá pude nutrirme musicalmente desde pequeña. Me crie en un ambiente artístico rodeada de músicos, bailarines. Siempre acompañé a mi padre a sus ensayos, grabaciones y conciertos. Pienso que eso agudizó mi interés por la música y el arte en general.

¿Qué especialidad estudiaste?

Estudié Piano básico en la escuela Manuel Saumell y luego Dirección Coral en el Conservatorio Amadeo Roldán.

¿Quién era Idania Valdés antes de entrar al Buena Vista…?

Antes de formar parte de Buena Vista trabajé con diversos grupos femeninos como Habaneras Son y Musas Son, con quienes realicé mis primeras giras internacionales. También tuve la oportunidad de participar como corista en las grabaciones de múltiples discos como Bajando Gervasio de Amadito Valdés, Buena Vista Social Club present Omara Portuondo, Flor de Amor, también de Omara, y otros más.

¿Cómo lograste siendo tan joven estar a la altura de todos los músicos que te rodean en ese proyecto que, por lo general, tienen gran experiencia?

Te confieso que fue un reto muy grande y, obviamente, llevó consigo un proceso de mucho aprendizaje. Buena Vista ha sido mi mayor escuela. He tenido que profundizar mis conocimientos en la música tradicional cubana para abrirme paso entre ellos pero siempre respetando su estilo. Aun luego de 12 años formando parte de este proyecto descubro nuevos matices y enseñanzas. Buena Vista Social Club es una fuente inagotable de experiencia y maestría. Muy importante ha sido el apoyo incondicional de mi padre, sabios consejos de Eliades Ochoa, Jesús, "Aguaje", Ramos y de mi inolvidable Ibrahim Ferrer.

Eres de las suertudas a las que el cine le ha abierto las puertas. Tu voz ha formado parte de varios proyectos vinculados al séptimo arte. ¿Cómo recuerdas por ejemplo la experiencia en el filme de animados Chico y Rita?

Chico y Rita fue algo inesperado. Gracias a mi amiga Rosa Marquetti asistí al casting que realizo Fernando Trueba en La Habana y, luego de un largo proceso de pruebas, fui la elegida para interpretar las canciones de Rita Labelle, la protagonista de este multipremiado filme. Lo más importante para mí fue poder conocer y compartir musicalmente con el maestro Bebo Valdés. Fue una experiencia maravillosa que ha despertado en mí un gran interés por involucrarme un poco más en el séptimo arte.

Has estado en el elenco de muchas producciones discográficas junto a relevantes artistas, ¿cuál de ellas te ha dejado un sabor especial?

Toda producción tiene su encanto, pero recuerdo con mucho agrado Ritmos del mundo, por el gran compromiso benéfico que traía consigo, además me dio la posibilidad de compartir créditos con figuras mundiales de alto nivel como Sting, Coldplay, Amy Winehouse, Maroon 5 entre otros.

Desde el punto de vista individual, tu trabajo goza de gran aceptación. Acabas de ser premiada en Cubadisco. ¿Cómo se gestó un disco como Menos mal?

Menos mal es mi primer disco en solitario, bajo el sello discográfico Producciones Colibrí. Fue un largo trabajo de preproducción, junto a los productores Yusef Díaz y Germán Velazco. Es un disco totalmente ecléctico donde tratamos de abordar diferentes aristas de la cancionística, el feeling y el bolero; recreados en arreglos y formatos totalmente diversos y experimentales. Me siento muy feliz al haber alcanzado este premio Cubadisco en una categoría tan difícil como cancionística, ya que nuestro país es un manantial de grandes intérpretes de este género.

¿Quiénes te acompañaron en esta carta de presentación que fue tu primer disco en solitario?

Tuve la enorme dicha de contar con un elenco fabuloso de músicos para este trabajo. Rolando Luna, Tony Rodríguez, Harold López-Nussa, Roberto Carlos, “Cucurucho” al piano, Gastón Joya y Yandi Martínez al contrabajo, Rodney Barreto y Oliver Valdés en la batería, Edgar Martínez Ochoa y Adel Rodríguez en la percusión, Jorge Luis Chicoy y Raúl Verdecia en la guitarras, Alexander Abreu y Julito Padrón en las trompetas, William Roblejo al violín... También estuvieron conmigo invitados de lujo como el grupo de rumba Clave y Guaguancó, Amadito Valdés, Barbarito Torres y Jesús, “Aguaje”, Ramos, del proyecto Buena Vista Social Club, David Torrens y los Van Van.

¿Sobre qué bases elegiste el repertorio?

El repertorio es un recorrido por los grandes compositores que hemos tenido como René Touzet, César Portillo de la Luz; fusionados con iconos como Pablo Milanés, Juan Formell, Martha Valdés; que dan paso a cantautores contemporáneos como Polito Ibáñez, Descemer Bueno, Julio Fowler, David Torrens y Jesusín Cruz.

Volviendo al Buena Vista... Pronto parten para la gira de despedida. ¿Qué sientes ante un hecho como este?

Es una gira de gran expectativa, hemos preparado un show muy especial para este tour mundial que durará aproximadamente dos años. Es un enorme privilegio tener la oportunidad de participar en un evento trascendental como este... Y ya veremos qué sucede luego con el proyecto.

Compartes tu vida con el cantante y presentador de Piso 6, Leo Garrido, ¿cómo llevan ambos amor y música?

Leo es una persona muy especial, me ha ayudado mucho en todos los aspectos de mi vida. Realmente hemos hecho un buen equipo al compaginar los asuntos de nuestro hogar y nuestras carreras. Nos apoyamos mutuamente en todo. Me siento muy feliz de tener a mi lado un hombre talentoso e inteligente que además me cuida y me ama. Soy una mujer afortunada.

Presentaciones más inmediatas fuera o dentro de Cuba…

En estos momentos me estoy presentando de lunes a sábado en el Habana Café del Hotel Meliá Cohíba, alternando días entre la Orquesta Buena Vista Social Club y el proyecto “Las baquetas de oro de Buena Vista Social Club”, de Amadito Valdés. A mediados de junio comienza la primera gira del "Adiós…" con la Orquesta Buena Vista Social Club, que tendrá como invitados especiales a Omara Portuondo y Eliades Ochoa.

Sencilla y elegante, deja al despedirse una hermosa impresión. Camina con paso firme, de igual manera ha desandado los caminos de la música despertando en todos la confianza y la seguridad que solo transmiten los buenos artistas. Ha sido lindo dialogar con esta mujer ansiosa de mundo y escenarios. Tiene toda una vida por delante y sabrá aprovechar cada momento como hasta ahora lo ha hecho. Su voz continuará regalándonos un repertorio que, desde lo más hondo, suena cubano.