foto: Adnaloy Hernández Rodríguez

Del Centro a Occidente, viaja la música de Un Puente hacia La Habana

Adnaloy Hernández Rodríguez | 27/ABR/2019

Este 26 de abril, tocó en el itinerario a San José de Las Lajas en un periplo que sigue a La Habana y Pinar del Río.

La música alternativa cubana está de fiesta con la nueva edición del evento Un Puente hacia La Habana, orquestado por Jorge Luis Robaina, director del grupo Karamba, y a quien este año se suman Nassiry Lugo, de Moneda Dura, David Blanco, Adrián Berazaín, Jorgito Kamankola y los artistas españoles Andy & Lucas, tan exitosos en Cuba a principios de los 2000.

Por primera vez en la historia de la iniciativa – que ya suma diez años desde su creación en la ciudad española de Zaragoza en 2010-, su música viaja desde la provincia de Sancti Spíritus y hasta Pinar del Río, en conciertos que han sido multitudinarios, llenos de alegrías y de nostalgias musicales.

Este 26 de abril, tocó en el itinerario a San José de Las Lajas. Luego de una breve llovizna cual bendición caída del cielo, el escenario de La Plaza se convirtió en mágica pasarela de artistas compartiendo y disfrutando de la música.

Jorgito Karamba rompió el hielo con temas obligados de su repertorio como “Soldadito marinero” y “El burrito”. Dejó el escenario caliente para el joven cantautor Adrián Berazaín, quien encantó con “El club de los corazones rotos” y “La camarera”.

A ellos siguió David Blanco, quien a voz y a piano invitó a un momento de calmada interpretación colectiva con su versión de “El punto cubano”.

Como aderezo, el rapero e improvisador cubano Jorgito Kamankola complementó algunos temas de sus amigos pero sin dudas, Nassiry Lugo fue uno de los platos fuerte de la noche.

El público se encendió con sus canciones y su actuación toda sobre el escenario. Una conexión única con los presentes, quienes a coro le exigían temas como “Mala leche” y “El televisor”, este último improvisado a guitarra pues no estaba previsto en el concierto.

Así, los espectadores pedían y él, gustoso y eufórico, complacía con canciones que solo unos años atrás, hacían de Moneda Dura una de las agrupaciones más populares y del pop rock cubano, y de la música alternativa en general.

Con la audiencia aún expectante, Nassiry se despidió emocionado por volver al mismo lugar y presentó a los tan esperados Andy & Lucas, quienes conectaron de manera auténtica y especial. A viva voz fueron coreados “Son de amores”, “Hasta los huesos”, “Tanto la quería” y otros más recientes de su carrera.

El reconocimiento también para los instrumentistas del grupo Karamba, que asumieron el repertorio interpretado por todos.

Más de dos horas de emociones y de buena música concluyeron con los artistas, juntos en la escena, dando coloridos matices a uno de los estribillos más conocidos del dúo español.

Concluía un inolvidable concierto, el cuarto de Un Puente hacia La Habana, que este 27 de abril se presentará en El Sauce, La Habana, y luego partirá al cabaret Rumayor de Pinar del Río, el día 28, llevando como bandera ese bonito mensaje de que la música está, y siempre es mejor compartirla.