foto: suenacubano.com

Waldo Mendoza: “Gracias a Cuba”

Marino Luzardo | 2/SEP/2013

El reconocido cantante, la voz de la balada, recorrió Cuba, en una gira nacional que tocó diferentes puntos de nuestra geografía…

El cantante Waldo Mendoza estuvo recorriendo Cuba en una gira nacional que lo llevó a diferentes puntos de nuestra geografía. Tuvo así la oportunidad de comprobar el alcance de sus canciones en un público que, para su satisfacción, lo esperaba ansioso en cada lugar. Con Waldo dialogamos para suenacubano.com

¿Cuáles fueron los momentos más emocionantes de la gira?

Fueron muchos. La gira la empezamos por la Isla de la Juventud, un lugar donde yo soñé ir toda la vida, porque en mi etapa estudiantil tenía mucho fervor la Isla de Pinos. Era mi primera vez allí y fue maravillosa la acogida del público… Me sorprendí porque no sabía que tenía tanta aceptación por allá.
Me sucedieron cosas muy curiosas, como el hecho de que hasta los niños tarareaban “Chiquitica” y otras canciones que tienen un peso sólido dentro del bolero, como “Luz y un ángel”. Me enseñaron una niña de dos años que se sabía prácticamente la mitad de la canción, y eso fue impresionante.

El gobierno y el partido de la Isla fueron verdaderamente amables con nosotros y tuvieron muy en cuenta el acontecimiento que estaba por darse, lo que representaba para los isleños que Waldo Mendoza estuviera por primera vez allí. Para mí también fue un suceso grande por la presencia, en la Plaza de la Mecánica, de prácticamente 5 000 personas, y fue un lunes además, un día atípico de actividades, según para ellos es muy difícil que un lunes se llene ese lugar, y sucedió algo verdaderamente expresivo.

Después nos trasladamos a Guantánamo, donde habíamos estado justamente hace un año, y había cerca de 42 000 personas en la plaza, ese día estaban en carnavales y se justificaba, pero nos asombramos al ver que esta vez sucedió lo mismo y fue un día totalmente atípico. También ya había pasado un carnaval por todo Guantánamo y la gente así mismo se dio cita en la plaza Pedro Agustín Pérez y estuvieron ahí alrededor de 15 000 personas, fue algo grandioso. Algo que hicimos en Guantánamo, que me gustó muchísimo, fue un encuentro entre amigos de toda la vida, amigos estudiantes que pasamos el preuniversitario juntos y nos volvimos a ver después de 25 años. Hice la solicitud por la televisión y por todos los medios en Guantánamo, y cuando fui al local había un promedio de 15 ó 20 estudiantes de aquellos años, que todavía recordaban como yo esa linda etapa de nuestras vidas, empezamos a hacer anécdotas, fue algo muy bonito después del concierto.

Hice por primera vez una presentación en Caimanera y el pueblo completo salió, fueron casi 5 000 personas, Resulta que Caimanera tiene más o menos ese nivel de población, tiene entre 6 000 y 7 000 habitantes. En Santiago igualmente tuvimos un recibimiento espectacular y agradecemos a todos por brindarnos tanto apoyo. En fin, gracias a Cuba.

En relación con el repertorio elegido para estos conciertos, ¿cómo lo conformaste?

Llevé una panorámica de mis discos y, por supuesto, estrené dos temas que estoy prácticamente presentándolos en todos los conciertos, para más o menos tener el termómetro de cómo me van a funcionar en el disco nuevo, eso fue lo que hicimos y gustaron mucho.

Tu más reciente disco se tituló Desde La Habana. ¿Cuál será la próxima entrega fonográfica?

Ahora viene un disco nuevo que se llama Repartiendo amor, con Bis Music, que ya está al salir, y he puesto a consideración del publico varios temas. De momento han tenido buena aceptación, me parece que van a seguir funcionando las baladas dentro del repertorio de Waldo Mendoza

¿Ya retomaste tus espacios habituales en la capital?

Claro que sí. Sigo trabajando en el Café Cantante del Teatro Nacional, en mi peña habitual, que ya tiene casi nueve años, e igualmente tenemos presentaciones en Dos Gardenias todos los martes.

¿Alguna novedad en cuanto a compromisos internacionales?

Estoy preparando una gira por México y otra por los Estados Unidos, ya estamos ultimando detalles…

¿Hay noticias de que se conozca tu trabajo en Estados Unidos, que tiene una fuerte comunidad cubana?

Bueno, he sabido que mis temas han estado sonando por allá entre los cubanos. Creo que debo ir a darle un empujón para que se conozca más mi discografía.

Con la certeza de que allende los mares sus canciones transmitirán sentimientos, nos despedimos de Waldo Mendoza, no sin antes desearle mucha suerte. La fortuna definitivamente está de su lado y eso se debe al respeto que siente por el público y a que su peculiar timbre de voz, donde quiera que esté, siempre suena cubano.