foto: Michel Moro Gomez

Festival Piña Colada cierra por todo lo alto

Redacción Cubadebate | 6/ABR/2016

En la última noche del Festival Piña Colada 2016, Ivette Cepeda obsequió a Ciego de Ávila y, en cambio, les robó el corazón.

Los aplausos del público acompañaron la melódica voz de la cantante Ivette Cepeda, quien despidió una serie de conciertos en el Teatro Principal de esta ciudad durante el Festival Piña Colada que cerró su XIII edición.

Con un repertorio que resultó un recorrido por su carrera musical, la artista, acompañada por el grupo Reflexión, transmitió a los espectadores una energía que fue recíproca, según expresara.

Temas de Silvio Rodríguez como "El sol no da de beber", "Corazón oscuro" y "Son desangrado" en versiones que fusionan varios ritmos llenaron la noche.

Igualmente rindió tributo a Moraima Secada con "Perdóname conciencia" y a Elena Burke con "Ámame como soy".

Los presentes pudieron corear también la canción de la telenovela Latidos Compartidos, actualmente en transmisión por la televisión nacional, así como "Alcé mi voz", cuyo video clip recibió dos galardones en los premios Lucas 2014.

Ivette agradeció la oportunidad de participar por primera vez en el festival, condición que compartió este año con Polito Ibáñez, Interactivo y Pancho Amat, todos en escenario del coliseo avileño con presentaciones que tuvieron como denominador común la presencia de un diverso y numeroso público.

Alexander Abreu y Havana D'Primera pondrán un segundo punto final al evento, en una presentación, esta noche, fuera del programa oficial en la Pista Indercito del municipio cabecera.

Hanoi Sánchez, del proyecto cultural La Lucecita de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba que patrocina el certamen, expresó cómo la preparación en este 2016 fue todo un reto al no contar con la presencia física de Arnaldo Rodríguez, presidente del Piña Colada, por encontrarse de gira por la República de Venezuela.

Destacó que se maneja la idea de darle un alcance internacional en próximas ediciones, lo que requerirá un doble esfuerzo en los preparativos.

A 13 años de creado el festival sumó en esta ocasión a la Brigada de Instructores de Arte que llevó a otras localidades varios de sus proyectos.

Las actividades llegaron a todos los municipios de Ciego de Ávila y se insertó el apartado teórico con la realización del Primer Simposio Música, Sociedad y Juventud auspiciado por la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona.

Dedicado a los 30 años de la Asociación Hermanos Saíz, el Piña Colada contó con la participación de representantes del rap, la trova, el rock y otros géneros que se desarrollan en varios puntos de la geografía cubana.

Tomado de Cubadebate