foto: Cortesía del artista

2017: año de la unión musical entre Cuba y México

suenacubano | 15/FEB/2017

Empresario mexicano y músico cubano apuestan por el intercambio cultural entre ambos países.

Los lazos culturales han unido históricamente a Cuba y México, y este año que comienza promete ser uno de los más importantes en cuanto a este intercambio, gracias al trabajo conjunto de Jorge Luis Robaina, líder del grupo Karamba, la casa discográfica cubana EGREM y la empresa Numeracy de México.

El proyecto musical entre La Habana y México tendrá lugar durante todo este año, según explica Jorge Luis Robaina. Esta iniciativa se rige por un contrato piloto firmado el pasado febrero por las instituciones culturales implicadas. Se ha proyectado la realización de seis eventos musicales que acontecerán en el país centroamericano con participación del talento cubano, así como el desarrollo de otros seis eventos en Cuba con talento mexicano.

Robaina, director artístico de la iniciativa, explicó a Suenacubano que el intercambio está aún en etapa de preparación, pero sin dudas se concretará pues tiene como antecedente el proyecto “Un puente hacia La Habana”, que ya cuenta con nueve ediciones y se ha llevado con éxito a varios países como España, Colombia, Venezuela y ahora México.

Por su parte, el empresario José Carlos Guzmán, representante de Numeracy, empresa que respalda el proyecto por la parte mexicana, explicó a Suenacubano que se prevén presentaciones de los músicos cubanos fundamentalmente en el Distrito Federal, pues es una ciudad grande, diversa, con una población que sigue muy arraigada a sus tradiciones, pero en la cual, al mismo tiempo, hay mucha fusión cultural.

“El proyecto se da pues hay un interés en el extranjero en saber qué pasa con Cuba. México es un país que ha servido de puente para muchos artistas, corrientes ideológicas y qué mejor que llevar todo esta corriente musical a México y traer algo de nuestro talento acá y seguir con ese intercambio cultural”, explicó.

“Vamos a seguir aprendiendo uno del otro, muy ligados, pues la finalidad del proyecto es aprender de lo mejor, que vengan músicos aquí para que se capaciten y también que los músicos de aquí vayan allá y lleven la nueva música que se está haciendo y abrir nuevos espacios de difusión”, apuntó.

Guzmán auguró que al principio el intercambio es musical, pero no descarta que más adelante puede incluir también a otras manifestaciones del arte como las artes plásticas, la danza, la literatura, el teatro y otras.

El catálogo potencial de artistas participantes por la parte cubana ya está previsto, mientras se define actualmente el talento de México que vendrá a Cuba. Lo que sí está claro es que la música de ambos países acercará a los públicos de ambas naciones mucho más ahora.

Más leídas