foto: Tomada del Facebook Oficial de la orquesta

Rafael Guedes: el son tiene su camerata

Marino Luzardo | 21/OCT/2013

Noticias sobre el retorno de Mayohuacán y la obra de Guedes al frente de la Camerata del Son…

Para muchos cubanos, la música de Mayohuacán ocupa un lugar especial en su corazón. Varios fueron los temas que alcanzaron niveles altísimos de preferencia y diversos los escenarios que acogieron a los músicos de esta banda, que convivió con otras de gran aceptación por parte del público joven y no tan joven. Voces como las de Kiki Corona, Benito de la Fuente y Carlos Manuel tuvieron en esa agrupación la oportunidad de darse  a conocer. Supieron  elegir un repertorio que atrapaba, lleno de temas sabrosos e inteligentes. Un buen día Mayohuacán dejó de sonar y, luego de no tener noticias suyas, de momento aparece su director, dirigiendo musicalmente a Ivette Cepeda en su concierto Estaciones. Nos referimos a Rafael Guedes,  líder de Mayohuacán y hoy director de la Camerata del Son. Con él conversamos para suenacubano.com.

Te habíamos perdido la pista y de pronto apareciste. Tras un largo silencio de Mayohuacán, agrupación a través de la cual se dio a conocer tu trabajo al gran público, llegas al frente de la Camerata del Son. ¿Dónde estabas?

Precisamente estaba haciendo realidad el viejo sueño de crear una agrupación con un formato de cámara (que no es usual en la música popular cubana) para recrear versiones de canciones y sones que son iconos de nuestra cultura.

¿Cómo nace la idea de fundar un colectivo como este?

Debido a mi formación académica, un grupo como la Camerata del Son me es afín, solo se trataba de adecuarlo a las condiciones de la música popular. Después del concierto que hice con Ivette Cepeda, donde usé un formato parecido (aunque ampliado) y pude probar en la práctica lo que tenía en teoría, decidí tomarlo como punto de partida para continuar.

¿Ha resultado complicado adaptar las obras que interpretan al formato que defienden?

En realidad, sí. Los grupos que tocan son tienen normalmente una sonoridad fuerte, que no es el caso de la Camerata del Son, por eso tengo que ser muy cuidadoso a la hora de escoger el repertorio. Nuestros sones son los más apegados a la trova.

De forma paralela sigues componiendo música de concierto, que para suerte tuya ha sido interpretada y grabada. Háblanos de esta experiencia.

Yo soy graduado del ISA en la especialidad de guitarra, además estudié también composición en ese centro (solo me falta el trabajo de diploma para graduarme), por eso, mi obra como compositor de música de concierto se centra principalmente en la guitarra y la orquesta. Recientemente, el sello Colibrí grabó un CD-DVD con mis dos conciertos interpretados por Rosa Matos, Aldo Rodríguez y la Orquesta Sinfónica de Matanzas (la realización del DVD a cargo de Odalys Torres). Este trabajo estuvo nominado en el Cubadisco 2013 y pre nominado al Grammy Latino. Aunque no obtuve premios, estas distinciones me han estimulado mucho para seguir por ese camino.

¿En qué consiste el proyecto “Popularmente sinfónico”?

Es un proyecto que creamos Adolfo Costales y yo, con el fin de llevar a formato sinfónico algunas de las obras más importantes del cancionero cubano. En noviembre vamos a grabar el quinto disco con la orquesta de Camagüey (ya se hizo con las sinfónicas de Oriente, Matanzas, Villa Clara e ISA-Mozarteum). Somos un equipo de cinco orquestadores, en el cual, además de Costales y yo, están Orlando Vistel, Joaquín Betancourt y Carlos García. No solo ha sido importante para que estas agrupaciones grabaran un disco, va quedando también un repertorio para nuestras orquestas (y las foráneas) de versiones  de música popular cubana que hasta este momento no existían. De hecho, Colibrí al final de la serie, va a editar un libro con todas las partituras, que serán más de cien.

En relación con tu trabajo como productor. ¿Qué es lo que más te seduce de esta labor y de qué manera llegas a involucrarte con otros artistas que ponen en tus manos esa responsabilidad a la hora de concebir sus discos?

He llegado a enamorarme de la producción discográfica, lo que más hago en la actualidad, es como traer criaturas al mundo. Me estimula mucho el que otros artistas confíen en mí algo tan importante en sus carreras como es un disco. Me gusta involucrarme desde el principio, ayudar a escoger el repertorio, a los invitados que puedan participar, los formatos instrumentales, etc. Después, estar en la grabación y luego en la edición, mezcla y masterización. Me inmiscuyo incluso hasta en el diseño. Además compartir con las personas que trabajan en Colibrí y convivir con mi equipo de grabación y la gente de Estudios Abdala (donde normalmente realizo mis discos) es, más que un trabajo, un placer.

Llevan ya dos años en la Sala Avenida. ¿Cuándo será el próximo encuentro?

El próximo encuentro es (como todos los últimos domingos de cada mes) el 27 de octubre. Es un día especial porque cumplimos dos años de estar en ese lugar (que es otra maravilla de colectivo de trabajadores) y habrá muchas sorpresas agradables.

Y entonces, ¿Mayohuacán regresa por fin? ¿Cómo tienes concebida su reinserción en la escena musical cubana?

He estado esperando tres años para rearmarlo. Quería primero avanzar un poco con el proyecto de la Camerata del Son, pero Mayohuacán es parte importante de mi vida profesional —y de la vida espiritual de muchos cubanos de mi generación— y no lo puedo dejar. Quiero hacer un trabajo de rescate del son  de la primera mitad del siglo pasado  (que muchos no recuerdan y otros no conocen) con un formato instrumental contemporáneo. Mayohuacán regresa para el próximo año. Espero que el público, los medios y las instituciones nos apoyen en este empeño.

Y estaremos esperando por el retorno de Mayohuacán, por lo pronto disfrutemos de la obra de Guedes al frente de la Camerata del Son y acompañémoslo en este concierto del 27 de octubre en la Sala Avenida. Recomendación que le hacemos desde este punto del ciberespacio donde todo Suena Cubano.