foto: Suenacubano

Adalberto Álvarez pide "respeto pa' los mayores"

Marino Luzardo | 13/NOV/2013

El Caballero del Son refiere los compromisos de trabajo para este año y el próximo, así como detalles de su nuevo disco

Puntual como los de su estirpe, llegó a nuestra cita. Diáfano, tranquilo y con la mayor intención de que lo viéramos a nuestra altura. Conversamos con una transparencia que solo se logra con la gente auténtica. Impresiona su ética en tiempos convulsos como los que vivimos, su naturalidad y modestia. Representa uno de los más grandes pilares de la música cubana, poseedor del mejor sobrenombre al que haya podido aspirar y que lo define como ningún otro calificativo: El Caballero del Son. Con Adalberto Álvarez, en el Hotel Habana Libre, tuvimos esta conversación

Supimos que actuaron junto a Van Van recientemente fuera de Cuba. ¿Cómo vivieron esa experiencia?

Pues sí, fue en una iniciativa que se llama “Un Son por la Paz en Venezuela”. Se trata de un proyecto de PDVSA, una actividad pública y gratuita. Fue algo muy lindo porque casi nunca coincidimos con Van Van en Cuba, y el pueblo venezolano agradeció sobremanera tenernos juntos en un mismo escenario. Nosotros también lo disfrutamos mucho. Fueron tres conciertos en plazas repletas. En lo particular fue una experiencia importante, imagínate que ese país fue el primero en abrirme las puertas cuando fundamos Son 14 y comprobamos que el repertorio de entonces estaba vivo, corearon nuestros temas y nos hicieron varias peticiones que complacimos con gusto. Este proyecto se repite ahora y estaremos nosotros, Candido Fabré y su grupo, y Pupy y los que Son Son, del 20 al 28 de noviembre.

Algunos temas del nuevo disco ya se escuchan ¿Qué distingue a esta producción?

Respeto pa’ los mayores es un disco grabado en los estudios Abdala y EGREM, saldrá con nuestra disquera Bismusic. Tiene once temas, algunos ya se han radiado. El titulo de este fonograma es una frase que nos hace partícipes de una campaña a favor de las buenas costumbres, la cortesía y el respeto a nuestros mayores en la religión, la familia y cualquier ámbito, además es el estribillo de uno de los temas del disco. Creo que será un buen material lleno música muy bailable para disfrutar y pasarla bien. Se hizo pensando en el bailador, nuestro principal destinatario. Incluye ocho temas míos, uno de César Echevarría (El lento), uno de Arsenio Rodríguez y otro de Jorge Díaz.

¿Formell escribió las notas del disco?

¡Oye, ustedes se las saben todas! Me da mucha alegría que Formell haya hecho las notas. No sabes cuánto me emocioné cuando vi lo que había escrito respecto al disco y a mí. Lo he admirado y respetado como músico, hombre, amigo. Que haya tenido ese gesto conmigo me llenó de satisfacción.   

Volviendo al título del disco. ¿Te sientes respetado por las generaciones que te han sucedido y para las cuales eres un referente?

Me siento muy contento por eso, pero creo que en buena medida tiene ver con el respeto con el cual trato a los demás, es algo que viene de casa, fue lo que me enseñaron y lo que he transmitido a mis hijos y músicos. Siento el respeto hacia mí dondequiera que voy y eso me hace feliz.

Hace unos días compartí con Nené Álvarez, tu padre y director de los Soneros de Camacho.  A tu mamá, Rosa Zayas, la vi en televisión años atrás y quedó inmortalizada en el tema “Y qué tu quieres que te den”. ¿Cuánto tienes de cada uno de ellos?

En la música soy Álvarez hasta los huesos. Mi padre me dio la oportunidad de dirigir una agrupación siendo muy joven. Confió en mí y eso no lo olvidaré jamás, independientemente del amor que le profeso. Pero en la vida creo que soy más Zayas, mi madre ha sido lo más grande que he tenido y aunque físicamente ya no está, no se aparta de mi lado ni un instante.

El año que viene vuelve el Festival Matamoros Son, en Santiago de Cuba, del cual eres Presidente de Honor ¿Tienes algún adelanto de lo que pasará?

Tenemos la intención de hacerlo en el Anfiteatro Mariana Grajales, que ha quedado bello después de la restauración. Existen muchos motivos para celebrar: 120 años del natalicio de Miguel Matamoros, y nuestra orquesta celebra sus 3 décadas de existencia. Razones suficientes para tirar la casa por la ventana y preparar algo realmente memorable.

En 30 años la orquesta ha tenido cambios importantes, sobre todo en sus voces, ¿han sido estos sinónimos de inconvenientes en el desarrollo de la agrupación?

Por el contrario. Nos han obligado a aferrarnos más a nuestra esencia para mantenernos en la preferencia del público. Hemos tenido muy buenos músicos e intérpretes y hemos sido responsables en transmitirle   a cuantos llegan la raíz de nuestro quehacer. Por eso, también es tan importante el repertorio, buscar temas que funcionen, independientemente de quien los cante. Por ejemplo “A Bayamo en Coche” lo grabó Tiburón Morales, hace muchos años, con Son 14; fue un hit. Pero, cada cantante que se ha incorporado ha tenido que interpretarlo y cómo funciona. Lo mismo pasa con “Y qué tu quieres que te den” y otros más, porque la esencia está en nuestra sonoridad y los temas que nos distinguen. Solo siendo coherentes podemos mantenernos.

Además del viaje a Venezuela, ¿qué otros compromisos tiene la agrupación?

A finales de año vamos de gira a Estados Unidos. También iniciándose el 2014 tenemos la celebración por los 500 años de Camagüey, mi ciudad natal y realmente querida, además de otros conciertos que haremos en Santiago, antes de festival Matamoros Son. Lo demás son las presentaciones habituales que ofrecemos en la capital. 

Sabemos que visitas Suenacubano, ¿algún mensaje para nuestros lectores?

Que al igual que yo no pierdan la conexión con este staff. Aquí está todo lo que necesitan saber de música cubana.

Y así, un tanto apurado hacia otro compromiso por cumplir, partió El Caballero del Son. “Ya nos veremos de nuevo”, afirmó. Ojalá sea pronto y en una de esas plazas que esperan ansiosas su presencia, siempre para dejar claro que como se titula uno de sus tantos discos: “El Son de Adalberto Suena Cubano”.